{{title}}
{{buttonText}}
1 /

La Fuente de San Esteban

Punto de salida del antiguo tren hacia Portugal

Compartir

A 50 kilómetros al suroeste de Salamanca, siguiendo la A-62, se encuentra el municipio de La Fuente de San Esteban, que además de por el núcleo del mismo nombre, está compuesto por las localidades de Boadilla, Muñoz y Santa Olalla de Yeltes.

En un entorno eminentemente dedicado a la crianza de animales, son conocidas sus ganaderías y es además pueblo natal de varias figuras de la tauromaquia de diferentes épocas. También lo es de Julián Sánchez ‘El Charro’, afamado militar de la Guerra de la Independencia, natural de Muñoz, donde hay una escultura en su honor y donde aún sigue activa la Iglesia de San Pedro, en la que fue bautizado. También en Santa Olalla de Yeltes y en Boadilla se mantienen sendas iglesias, todas ellas abiertas al culto. De ésta última cabe destacar la talla de madera policromada de San Genaro, del siglo XVI.

Pero el edificio religioso más importante de La Fuente de San Esteban lo encontramos precisamente en su núcleo de población principal, justo en la plaza en la que también está el Ayuntamiento. Se trata de la Iglesia de San Esteban, un edificio del siglo XI que, aunque en un principio lucía un estilo románico-bizantino, ha ido cambiando su aspecto en las diferentes remodelaciones de las que ha sido objeto con el paso de los siglos. De hecho, a mediados del siglo XX se convirtió la planta de cruz latina en rectangular, al añadirle dos naves laterales y remodelar la cúpula y el techo, manteniéndose a día de hoy de la antigua edificación la capilla del altar mayor y el frontal con torre de espadaña de piedra. Este templo contiene además un pequeño museo con antiguas figuras y cuadros de Fernando Segovia.

Otro lugar que merece la pena visitar lo encontramos saliendo del núcleo urbano de La Fuente de San Esteban, en dirección a Boadilla. Ya el nombre de la vía, Paseo de la Estación, nos puede indicar hacia donde nos llevan los pasos: a la antigua estación de tren de La Fuente de San Esteban, desde donde partían los trenes que unían este estación y Barca d’Alva, y que dinamizaron esta zona del oeste salmantino durante casi un siglo de funcionamiento. Desde 1985 la línea está en desuso, pero hoy en día se considera Bien de Interés Cultural.

Contacto