La Mata de Ledesma

Restos arqueológicos y riqueza paisajística

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En este municipio salmantino, tras una intensa campaña de prospección, se descubrieron importantes restos arqueológicos que fueron declarados Bien de Interés Cultural en 1985. La pérdida de población desde principios de siglo motivó las fusiones municipales, contando La Mata con cuatro entidades singulares, algunas hoy despobladas.

La mayoría de sus tierras presentan como sistema de explotación predominante la dehesa, en la que se combinan las labores agrícolas con la ganadería. En la plaza del pueblo se levanta la iglesia parroquial consagrada a San Miguel, patrón del pueblo, recientemente restaurada y en la que destaca una portada románica en el lado meridional con capiteles animados con motivos fitomórficos y diversos animales.

En las cercanías no se pueden dejar de visitar el yacimiento calcolítico de El Guijo, formado por diez túmulos megalíticos, el dolmen del Gejo de Diego Gómez y, un poco más alejados, en la Porqueriza, el dolmen de El Mesón, en perfecto estado de conservación, y la Iglesia de Santa Marta que, aunque en ruinas, conserva excelentes restos románicos. Antes de abandonar este término municipal hay que acercarse a contemplar el llamado Puente de los Diablos, sobre la ribera Parda, una obra medieval de grandes sillares y que los lugareños califican de romano. Este puente forma parte de la ruta senderista de la localidad que discurre entre encinas y tierras de labor. El paisaje, los miradores panorámicos, las construcciones típicas y el avistamiento de animales salvajes hace de esta ruta una de las más especiales de la zona.

Contacto

Localización