{{title}}
{{buttonText}}
1 /

La Romana

En las sierras del mármol rojo

Compartir

Las sierras son para los romaneros el eterno horizonte visual cuando levantan la vista sobre las casas y el mobiliario urbano de La Romana. Como en las películas de Hollywood, el Parque de El Calvario se asienta sobre un antiguo cementerio. Está rodeado por diez pilares de piedra caliza y presidido por una cruz que culmina como representación de las catorce estaciones del Vía Crucis. Hay dos lugares especialmente representativos en este municipio alicantino. De principios del siglo XIX es el Lavadero. Entre sus cuatro paredes su rememora a la perfección las costumbres de sus antepasados. El Matadero, por el contrario, está cerrado.

Pero es en la naturaleza donde La Romana se hace grande. En la Sierra del Reclot se extrae el mármol rojo característico de este pueblo y en ella están el Pico Algalejo y la Cueva de Pepín con su excelente área recreativa. La Sierra de la Cruz es una de las de mayor tradición en La Romana y en ella se encuentran las Coves dels Calderons, con restos del neolítico. Parajes naturales como la Peña de la Mina, el Puntal de Cuartés y el Puntal Gros son también otras zonas favoritas de las gentes de alrededor.

Contacto