{{title}}
{{buttonText}}
1 /

La Tala

Encinares en un pueblo con vocación ganadera

Compartir

La Tala ocupa el límite oriental de la provincia de Salamanca, en la Sierra de la Ventosa, fronteriza con las tierras abulenses. Fue lugar del Partido de Salvatierra, figurando como arrabal de la villa de Salvatierra y pasando posteriormente a formar parte de los dominios del duque de Alba. En el siglo XIX se integró en el desaparecido Partido Judicial de Alba de Tormes y actualmente en el de Béjar. 

Con la construcción del Embalse de Santa Teresa en 1953 comenzó el declive de su población. La mayoría de su superficie se encuentra ocupada por pastos permanentes y encinares con una clara orientación ganadera. Entre el caserío se levanta la iglesia parroquial bajo la advocación de San Antonio, de pequeñas dimensiones. Nada conserva de la Ermita de Santa Lucía ni de un hospital para pobres del que se tenía noticia a principios del siglo XVII. El 13 de junio celebra las fiestas patronales en honor a San Antonio con la tradicional misa y procesión por las calles de la localidad.

Contacto