{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Linares

Esplendor minero y espíritu taurino

Compartir

La pujanza de su pasado minero ha dejado huella en Linares, la segunda ciudad más poblada de la provincia de Jaén. El paisaje urbano del municipio, particularmente el lado norte, está impregnado con el sello de la extracción del plomo. No es para menos, porque la ciudad fue líder mundial en la producción de este mineral a finales del siglo XIX. Los restos de cabrias, chimeneas, fundiciones, lavaderos y centrales eléctricas harán las delicias de los visitantes interesados en las viejas edificaciones de tipo industrial. De todos estos lugares hay detallada información en el Centro de Interpretación del Paisaje Minero que hay en Linares. La ciudad tiene también una inspiradora vertiente monumental que debería conducirnos a visitar la Iglesia de Santa María la Mayor, de los siglos XIII-XIV, declarada monumento histórico-artístico en 1974, y levantada sobre una antigua mezquita. Otra bella edificación es el Hospital de San José y San Raimundo, de estilo neogótico, conocido como el Hospital de los Marqueses de Linares. El edificio cuenta con una cripta bajo la capilla. Allí se encuentra situado el mausoleo de mármol y bronce, obra del escultor Lorenzo Collault Valera, que acoge los restos mortales de los Marqueses de Linares. Un tercer vértice del triángulo de interés sería el edificio del antiguo Pósito de Linares, construido en 1754 como almacén de grano para la ciudad. Finalmente, seas taurino o no, Linares está íntimamente vinculada a los ruedos. En su plaza de toros murió Manolete y nació simultáneamente su leyenda. La cría del toro bravo en plena naturaleza es aquí toda una cultura, en una hábitat natural rodeado de encinas, olivares y minas.

Contacto