Muñogalindo

Muñogalindo

Información turística: 920265182

Web información turística

Municipio de unos 370 habitantes que incluye la localidad de Salobralejo (al sur), junto a la carretera N110, a 23,8 km de Ávila.

Muñogalindo está entre dos mundos geográficos. A sus espaldas, las lomas cuajadas de encinas en las estribaciones de la sierra de Ávila, y al sur los cultivos en las vegas llanas del Adaja, en pleno valle de Amblés. El pueblo acoge el centro de interpretación de la naturaleza y la cultura de la región entre el nacimiento del río en Villatoro y la capital abulense.

Para abarcar de un vistazo esta fusión de paisajes, conviene subir hasta un mirador en el itinerario de la Ladera de la Mora Aleja (grabados rupestres prehistóricos), cerca del yacimiento calcolítico de Peña del Águila, en un típico paisaje abulense de berrocales cuarteados por el hielo.

El patrimonio de Muñogalindo es variado como su paisaje. En el arquitectónico destaca la iglesia de San Juan Evangelista, en una zona elevada a las afueras que acentúa su porte: espadaña de grandes dimensiones, en ladrillo, un atrio cerrado por cristaleras en los arcos, muros de sillarejo y planta de cruz latina. Más cruces: varios cruceros y un calvario frente a la fachada principal y los costados. Artesonados de par y nudillo cubren los techos de la nave.

El palacio de la Casa de Velada, en un jardín arbolado, aporta el contrapunto de la arquitectura civil. El ayuntamiento aloja la galería de arte Colección Amblés, un recurso turístico poco común en las zonas rurales. Salobralejo conserva viviendas de arquitectura tradicional en piedra y una ermita.

El poblado de Garoza guarda el reclamo turístico más original del municipio: una exposición pictórica en plena naturaleza, de 12 hectáreas y con unos 115 grandes bloques graníticos pintados por Agustín Ibarrola entre 2005 y 2009. El vasco también es escultor, y siempre le ha llamado la atención la cualidad escultórica de los berrocales abulenses, pulidos y cuarteados por la erosión.