Murias de Paredes

Castros entre bellos bosques de abedules

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Al norte de la provincia de León y ubicados en la falda de algunas de las montañas de la cordillera cantábrica, nos encontramos con la comarca de Omaña. Casas de piedra y tejados de pizarra componen hoy el paisaje de las 16 localidades que componen el municipio. Los primeros asentamientos de los que hay constancia son de la Edad de Bronce. De esta época, en el pequeño pueblo de Rodicol se encontró a principios del siglo XX un ídolo tallado de piedra basáltica. Entre los diversos castros que se hallan en este territorio destaca el de El Cubichón, en Murias. Excavado en una gran roca, se distinguen perfectamente su muro circular y los diferentes espacios dedicados a las viviendas.

También es fácil encontrar en sus tierras huellas de la ocupación romana en forma de canales y túneles destinados a la búsqueda de oro. La cercana localidad de El Castillo, en el municipio colindante, pudo ser la base de operaciones de extracción y transporte.

De las iglesias y ermitas que encontramos en las diferentes localidades del municipio destacan la ermita de Barrio de la Puente, de mediados del XVIII, y la ermita prerrománica del puerto de La Magdalena, en la que aún se distinguen los frescos decorativos en su interior. El puente de piedra de La Lechería, en Murias, es otro de los excelentes legados arquitectónicos.

Hoy el municipio vive principalmente de la agricultura y la ganadería, con un incremento en los últimos años del turismo rural que llega en busca de su bello patrimonio natural: los bosques de abedules y los territorios habitados por especies endémicas como el oso pardo y el urogallo cantábrico.

Localización