Ólvega

Minerales y miniaturas a los pies del Moncayo

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Al oeste del Moncayo, en el corazón de un valle de extraordinaria belleza y floreciente desarrollo, se esconde la hermosa Ólvega, situada a los pies de la sierra del Madero. Las excavaciones arqueológicas sitúan el origen del municipio en los asentamientos celtíberos, de la tribu de los pelendones, aunque pudo haber presencia prehistórica en este valle rico en agua, fauna y flora que se puede recorrer a través de numerosas rutas señalizadas. La consolidación del asentamiento se sitúa a principios del siglo V, quizá iniciado por romanos que sobrevivieron y huyeron de la cercana Augustóbriga, cuando fue arrasada e incendiada por las tribus de los alanos. Desde aquel agitado origen, en Ólvega se han ido sucediendo pobladores que han trabajado la extracción de hierro y el oligisto y que han cultivado sus campos de cereales.

El patrimonio monumental de Ólvega tiene su hito de mayor importancia en una iglesia gótica de torre almenada dedicada a Santa María la Mayor y otras cinco ermitas de gran belleza y valor arquitectónico.

Contacto

Localización