{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Rágama

Pinares, aves migratorias y vestigios del pasado

Compartir

Situada junto al cauce del río Regamón, la localidad de Rágama cuenta con un entorno natural con caminos que invitan a pasear, a pie o en bicicleta, por la llanura mesetaria, salpicada de pinares y ruinas. Junto al entorno urbano se encuentra la Laguna de Lavajares, un lugar idóneo para el avistamiento de aves migratorias y autóctonas, frecuentada por los aficionados a la ornitología, en especial en primavera.

En la iglesia parroquial, de estilo mudéjar, destacan tanto la torre –que se observa desde varios kilómetros a la redonda– como el ábside de arcos de medio punto en ladrillo. En su interior sobresale el artesonado en madera, típico de este estilo de construcción. No obstante, la imagen más conocida de Rágama es su humilladero de cuatro postes, situado a la salida del municipio, en dirección a Peñaranda de Bracamonte. Se trata de una cruz granítica del siglo XV que es punto de atracción para los aficionados a la fotografía de la comarca y la provincia.

El municipio cuenta con una galería urbana de arte moderno, con murales de jóvenes artistas, promovida por la asociación juvenil de la localidad.