{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Retortillo de Soria

Bajo el peso de la historia

Compartir

Ciertamente las ciudades amuralladas tienen un encanto especial; Retortillo no es una excepción. Su muralla bajomedieval, perfectamente conservada, constaba originalmente de cuatro puertas, de las cuales aún pueden admirarse dos: el Arco de Abajo o de Sollera (símbolo del pueblo), del siglo XIV, y el Arco de Arriba o de Oriente, del XVI.

El peso de la historia también se deja notar en otros rincones de la localidad, como la soberbia iglesia gótica de San Pedro —la talla románica de la Virgen del Prado es uno de sus tesoros, así como algunas sorprendentes reliquias—, la plaza central o las tres ermitas cercanas, dedicadas a San Miguel, la Soledad y la Virgen del Prado.

En las inmediaciones también se pueden encontrar restos celtíberos de los primeros pobladores de la zona. En cuevas cercanas, además, se han hallado restos rupestres y grabados de extraña simbología. El área es perfecta para practicar senderismo, para lo cual existen cuatro rutas perfectamente señalizadas.

Contacto