Riaza

Belleza segoviana entre hayedos, bosques y ermitas

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

El Ayuntamiento, situado en la Plaza Mayor de Riaza, es un buen lugar para empezar a disfrutar de esta localidad segoviana como se merece. Y se merece mucho, porque su casco antiguo ha sido declarado Bien de Interés Cultural. La Plaza Mayor, en forma elíptica, llama la atención por sus gradas de piedra unidas y sus barandillas de hierro forjado, por sus soportales, por los balcones corridos y por la altura irregular de los edificios. El Ayuntamiento divide este espacio público en dos partes desiguales. Justo en la parte de atrás del consistorio encontraremos la Iglesia de Nuestra Señora del Manto, de corte renacentista, en cuya torre se encuentra el Museo de Arte Sacro, una gran colección de objetos religiosos repartidos en dos salas.

En nuestro paseo por las callejuelas empedradas conviene que nos detengamos en los muchos ejemplos de arquitectura popular en las viviendas de Riaza, con sus casas de dos plantas y cornisas de madera, de fachada estrecha, zaguanes y mucha profundidad. Fuera de las calles de la localidad nos esperan también bellezas naturales. El Hayedo de la Pedrosa, por ejemplo, brinda un paisaje excelente con una inusitada riqueza cromática en marrones, rojos y amarillos. El río Riaza cruza este ecosistema y le proporciona la humedad necesaria para que las cortezas de los árboles se llenen de musgos y líquenes. La villa cuenta, además, con interesantes ermitas situadas en distintos parques y praderas de la localidad como, por ejemplo, la de San Juan, la de San Roque o la de Hontanares. Si visitamos Riaza en invierno, podemos acercarnos a la cercana estación invernal de La Pinilla, familiar, de ambiente alpino y sin excesivas aglomeraciones.

Reportajes recomendados Ver todos

Contacto

Localización