{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Riello

Un paraíso para los amantes del senderismo y la observación de fauna

Compartir

Casi 40 pequeñas localidades de la montaña oriental leonesa conforman el municipio de Riello. A una altitud que supera los 1.000 metros sobre el nivel del mar, bosques, colinas, ríos y montañas conforman la Reserva de la Biosfera de los Valles de Omaña y Luna. Su territorio es Zona de Especial Protección para las Aves, un paraíso para los amantes del senderismo y la observación de fauna en su hábitat natural.

Sus orígenes prerromanos, anclados en la Edad de Bronce, quedan muy lejanos. El Imperio Romano, llegó siglos más tarde en busca de oro y habilitó una red de calzadas que tejió de firmes caminos la península ibérica hace 2.000 años.

Tras un breve periodo de dominación musulmana en el siglo VIII, la zona sirvió de defensa y punto de partida de la Reconquista. El Castillo de Trascastro de Luna es una de las fortificaciones creadas por el reino astur-leonés frente a la invasión musulmana. Fue demolido en una contienda entre reyes y nobles medievales siglos después y tan solo quedan algunas ruinas.

El Castillo de Benal, ubicado en la localidad de El Castillo, se construyó sobre un antiguo castro que fue utilizado por los romanos para supervisar las explotaciones auríferas del río. Reconstruido en el siglo XV, hizo las veces de cárcel posteriormente. Hoy quedan en pie una torre y parte de sus muros.

Contacto

Reportajes recomendados Ver todos

Ver todos