{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Robledo de Corpes

Un pueblo de leyendas

Compartir

Tierras altas y duras, frías y con carácter. Este pueblo de la Serranía, situado en las laderas del Pico del Otero, es un ejemplo de la arquitectura negra, que utiliza la pizarra para cubiertas y muros de las casas. Construcciones robustas contra los oscuros inviernos. Como la iglesia parroquial de San Gil Abad, construida en pizarra y de estilo románico.

Conviene no olvidar las leyendas que hablan de parajes (y pasajes) siniestros del ‘Mío Cid’ en el cercano Robledal de la Lanzada (las hijas del Cid fueron golpeadas y abandonadas por sus maridos en este bosque) y que cuentan aventuras de Álvar Fáñez, el lugarteniente de El Cid, o relatan inquietantes historias de lobos en estos inhóspitos territorios. Es considerado un hito cidiano en la ruta de las Fronteras, del Camino del Cid.

Contacto