{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Rollán

Antiguo priorato de la Orden Militar de Alcántara

Compartir

A 28 kilómetros al oeste de Salamanca, rodeado de campos de cultivo, se encuentra el municipio de Rollán, con un pasado vinculado a la Orden Militar de Alcántara. Destaca su iglesia, dedicada a San Lorenzo Mártir, patrón del municipio. Se trata de una construcción de la que ya hay referencias en el siglo XII, aunque la mayor parte de la construcción actual data de principios del siglo XVI. Las necesidades del municipio y el paso del tiempo fueron cambiando la forma del templo, que se amplió hacia el oeste a finales del siglo XIX y que vio reformada su espadaña en la década de los 90 del siglo XX.

Otro de los edificios importantes de Rollán es la Ermita de los Santos Mártires, situada junto al cementerio, que se levanta junto a la calzada del mismo nombre, un ramal del Camino Jacobeo que va desde Salamanca a San Felices de los Gallegos. El lugar donde ahora está la ermita, que data de 1791, fue antes otra iglesia con una hospedería de peregrinos también vinculada a la Orden de Alcántara.

Volviendo al centro del pueblo merece una visita el frontón, de 1905, que actualmente recoge las pintadas de los quintos. Junto a él se pueden ver los lavaderos públicos –que podían dar servicio a 300 mujeres a la vez– y el pozo artesiano, que primero estuvo ubicado en la Plaza de la Constitución. La fuente que lo corona, de hierro, data de 1911.

También interesante es la Capilla del Humilladero, construida en 1993 sobre el lugar donde ya había una capilla, por lo menos, desde el siglo XVIII. La Casa del Pueblo, actualmente un edificio multiusos, se construyó en 1931, tras la creación de la Sociedad Obrera durante la II República. En su dintel aún se conservan los símbolos de los trabajos de obreros y, encima, un tanto desgastados, los bustos de Mariana Pineda, Fermín Galán y Ángel García Hernández, capitanes que sublevaron la guarnición de Jaca el 12 de diciembre de 1930.