{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Santa María de Ordás

Poderosa arquitectura militar y religiosa del medievo

Compartir

No resulta difícil imaginar los tiempos ancestrales en los que las primeras poblaciones habitaban estas tierras. Pequeños grupos semi-nómadas debieron sufrir las inclemencias del tiempo y la dureza de sus métodos rudimentarios para obtener alimentos.

Cuando se crean los primeros castros, pequeños núcleos de población estables durante el periodo prerromano, la selección de las ubicaciones define claramente la capacidad de sus moradores para desarrollar la agricultura y la pesca: ríos, arroyos, fuentes y soleados valles. Hoy hay restos más o menos visibles en Adrados, en Santibáñez y en Riocastrillo de Ordás, tres localidades del municipio.

En Santa María destaca la Torre de Ordás, una fortaleza de 20 metros de altura del siglo XIV, restaurada recientemente. Un extraordinario ejemplo de arquitectura militar que está edificada en mampostería y mortero, con los arcos, columnillas y saeteras en piedra, que domina desde un cerro la ribera del río Luna.

En Callejo de Ordás, otra localidad del municipio, la espadaña con pasarela de su iglesia está catalogada como Bien de Interés Cultural.

Existen algunas rutas de senderismo entre las que destaca la ruta de La Tierra de Ordás: parte de Santa María y recorre el valle del río Luna pasando por unas antiguas minas de carbón abandonadas y por un bello paisaje con encinas y robles entre sus viejas tierras de labranza.

Reportajes recomendados Ver todos

Ver todos