{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Santiago de la Puebla

Can capa castellana en la plaza porticada

Compartir

Comparte Santiago de la Puebla una característica con su cabecera de comarca, Peñaranda de Bracamonte: una plaza mayor porticada. De hecho, son los dos únicos municipios de la zona que cuentan con este elemento arquitectónico, lo que da muestra del señorío e importancia de siglos pasados. La Plaza de Santiago se extiende diáfana a los pies del Ayuntamiento y es espacio de encuentro y reunión para los amigos de la capa tradicional castellana, una prenda de vestir que cuenta con fuerte arraigo en esta localidad.

La Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol, de estilo gótico, sorprende por su portada plateresca. En su interior se puede contemplar el sepulcro del fundador del templo, el licenciado Toribio Gómez, miembro del Consejo Real de los Reyes Católicos, y el de su mujer, así como un caimán disecado y sin cabeza. Sobre él cuenta la leyenda que fue traído desde América como regalo para el licenciado, pero los vecinos acabaron con su vida cuando devoró a una niña, que se salvó milagrosamente.

Además, en el municipio se puede visitar el Hospital de la Santa Cruz, con su ermita aledaña, y los evocadores restos de la Ermita de San Blas, mudéjar, que es punto de encuentro para los aficionados a la fotografía. También destaca un puente medieval de origen romano que cruza sobre el río Margañán y que se cree que formaba parte de un ramal del Camino sur a Santiago de Compostela.

Contacto