{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Santovenia de Pisuerga

Nobles repobladores castellanos

Compartir

Los primeros documentos que dan testimonio del nacimiento de Santovenia de Pisuerga datan del siglo XI, cuando la repoblación cristiana de tierras musulmanas recaía en manos de los nobles favoritos de los monarcas por su participación en las guerras de Reconquista. En este caso, el encargo de repoblar Valladolid recayó en el conde Pedro Ansúrez, cercano al rey Alfonso VI, y Santovenia pasó al conde Martín Fláinez, que fue subordinado de Ansúrez en el campo de batalla. Esta tranquila localidad bañada por el Pisuerga ha visto aumentar su población en los últimos años gracias a su cercanía (menos de cinco kilómetros) de la ciudad de Valladolid. Entre sus monumentos destaca la Iglesia de San Juan Bautista, del siglo XVI, cuya fiesta grande se celebra el 24 de junio con suelta de vaquillas, verbenas y fuegos artificiales, y la Ermita de Jesús Nazareno, que está custodiada por un cruceiro de madera frente a su puerta.