{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Senterada

Tras el dolmen de la Casa Entantada

Compartir

Atónito ante cada rincón del municipio, el viajero contempla un paisaje de antiguas casas señoriales a pie del camino, balcones adornados, senderos hacia las cimas del Prepirineo y agua por todas partes en la confluencia de los ríos Flamisell y Sarroca. Así es la bella Senterada, un enclave del Pallars Jussà, en su límite con el Pallars Sobirà y la Alta Ribagorça, que debe su fundación a un antiguo monasterio.

El núcleo urbano se dispone inclinado sobre una loma que bebe las aguas del río bajo el cobijo de un peñasco, en un punto estratégico en la puerta de la Vall Fosca y la carretera a Pont de Suert.

En medio del enjambre de construcciones y tejados se levanta la iglesia parroquial de Santa María, de origen románico. La tranquila población ofrece buenas rutas a pie como la que conduce al dolmen de la Casa Encantada. El viaje sosegado por las carreteras del término municipal conduce a los también pintorescos enclaves de Burguet, Naens, Cérvoles y Cadolla que ofrecen sendos paseos a tiro de piedra de las nubes.

Contacto