Sevilleja de la Jara

El rumor de las aguas de la sierra de Sevilleja

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Comarca de La Jara, suroeste de la provincia de Toledo: entre las alturas modestas de las sierras de Sevilleja, Buenasbodas y Altamira (frontera natural con Cáceres) se asoma el pueblo de Sevilleja de La Jara. El núcleo urbano está en el vallecillo que forma el arroyo de la Mimbrera, que nace en la Cumbre Alta (1.279 m, sierra de Sevilleja) y muestra algunos edificios antiguos construidos en pizarra, con dintel de madera en la puerta y patios con naranjos, limoneros y parras.

Pero en sus calles estrechas y en cuesta predominan las casas encaladas, como las que rodean el edificio del ayuntamiento, en una modesta plaza en la que destaca la llamativa forma de la torre de la Casa Consistorial. El edificio fue construido en 1968 y luego se le antepuso (1981) una torre apoyada en dos columnas de ladrillo y dos arcos de medio punto también de ladrillo. A cien metros de allí está la otra plaza principal del pueblo, la de la iglesia de San Sebastián (siglos XVI-XVII), con el exterior revocado en cal. En la entrada principal presenta un pequeño porche techado. En la parte alta de esta plaza se encuentra el Caño, la fuente más importante del pueblo (siglo XIX), con un gran pilón circular y aguas que bajan directamente de la sierra. Son las mismas que surten al Cañillo (otra fuente más pequeña) y al Caño del Rodeo, en la plaza del mismo nombre, cerca de la garganta o arroyo de la Mimbrera, que cruza de noreste a suroeste el pueblo por su zona más baja. Al lado de este caño (también de pilón circular) encontramos otro de los elementos de mayor interés de Sevilleja: el antiguo lavadero, con dos pilas de piedra donde antes acudían a diario las mujeres del pueblo.

Más allá de la garganta, subiendo hacia la sierra, está lo que se llama Barrio Nuevo o Torilejo. A las afueras del pueblo, a 500 metros en dirección Talavera de la Reina, se levanta la ermita del Santísimo Cristo Arrodillado, del siglo XIX.

Pero el término municipal ofrece más puntos interés. Por un lado, allí se ubica el Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas, cuya labor se centra en cuatro pilares: rehabilitación de aves heridas, reintroducción en el medio salvaje, investigación y educación medioambiental, con programas específicos para el público escolar y para el público en general.

Por otra parte, cerca del pueblo está la vieja estación de tren de Campillo-Sevilleja, conocida como Pizarrita e integrante de la Vía Verde de la Jara. Recorrer este itinerario, en parte o entero, se convierte en una magnífica forma de disfrutar la naturaleza de la comarca de La Jara. En la propia estación ha funcionado en ocasiones un vagón restaurante y varios vagones preparados para dormir, pero ahora esta oferta hostelera no está disponible.

Contacto

Localización