{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Torlengua

Tras la huella de un pasado religioso

Compartir

Torlengua está en el sureste de la provincia, cerca de Aragón. Se puede llegar a ella por la ruta del valle del río Nágima, que le llevará hasta la misma plaza Mayor. Aunque en su entorno aún quedan restos de antiguas bodegas y lagares, lo cierto es que el pasado de esta localidad tiene un marcado sello sacro. Su iglesia de Santiago Apóstol, aparte de por su belleza gótica y detalles renacentistas, destaca por su imponente torre, conocida como la Novia de las Vicarías. Alberga dos ermitas, dedicadas a la Virgen del Pilar y a San Sebastián, pero su principal atractivo son las ruinas del monasterio de Santa Maria de Cántabos (de camino a Fuentelmonge), construido en 1142 y sede original de los monjes cistercienses que más tarde fundarían el archifamoso y cercano monasterio de Santa María de Huerta. Lo que queda del primigenio cenobio linda con una atalaya circular musulmana del siglo X.

Contacto