{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Torre de Esgueva

Reloj de sol y fiestas veraniegas

Compartir

El contraste de paisaje en este municipio, situado a 50 kilómetros de la ciudad de Valladolid, contrapone los áridos páramos con la vegetación propia del Valle de Esgueva. Su historia se remonta, como muchos pueblos castellanos, a asentamientos visigóticos y romanos, luchas entre cristianos y musulmanes y siglos dedicados a la agricultura. Su monumento más destacado es la Iglesia de San Martín de Tours, que se alza sobre un antiguo templo del siglo XII del que solo queda la cabecera y al que se añadió en el siglo XV el resto de su arquitectura, con un curioso reloj de sol en uno de sus flancos.

Además de las fiestas dedicadas a San Antonio de Padua el 13 junio, el mejor momento para visitar Torre de Esgueva es en la llamada Fiesta del Verano, que se convoca a finales de julio. Verbenas, juegos tradicionales, paitnball, comidas populares, campeonatos deportivos, cine de verano y comidas populares son algunas de las actividades que reúnen a los vecinos y visitantes.