Traíd

La leyenda del cuadro de San Francisco de Asís

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Territorio del Señorío de Molina, en el Parque Natural del Alto Tajo. Tierras frías entre montes y peñas. La primera referencia que se conoce de este cuidado pueblo, a más de 1.300 metros de altitud, data del siglo XII (1128), durante la conquista de Molina por el rey de Aragón Alfonso I. Perteneció a la provincia de Cuenca hasta 1804.

Hay que visitar la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Rosario, que en su interior tiene la capilla de san Francisco de Asís, con altar barroco y cuadro del santo, que según la leyenda popular, sudó cuando las tropas austriacas entraron en Molina durante la guerra de Sucesión, en los inicios del siglo XVIII. En la plaza Real, destaca una cuidada fuente, adornada con fauna de la zona.

Localización