{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Vadillo

Arquitectura tradicional entre pinares

Compartir

Vadillo se encuentra entre pinares, de camino al Cañón del Río Lobos. Un lujo de emplazamiento que ya apreciaron pobladores visigodos, como prueban los restos encontrados de herramientas de aquella época que se guardan a buen recaudo en el Museo Numantino (Soria). El nombre de Vadellum aparece en escritos del siglo XIII.

El pueblo está rodeado de verdes parajes con fuentes y merenderos, un entorno idílico en el que abundan las setas (en otoño) y es posible encontrarse vacas y caballos pastando en cualquier momento del año.

No hace falta siquiera adentrarse en el casco urbano para admirar su portentosa iglesia parroquial, dedicada a la Natividad de Nuestra Señora: construida en el siglo XVII sobre un antiguo templo románico. Está a las afueras, en una ladera, y se distingue de otras de los alrededores por sus considerables dimensiones, su precioso retablo, una pila bautismal románica y (sorpresa) un órgano del siglo XVIII. Cerca se halla la ermita de San Roque.

Las casas de Vadillo destacan por su arquitectura tradicional, de piedra, ladrillo y madera, con amplias balconadas.

Contacto

Localización