{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Vadillo de la Sierra

Solo pero bien acompañado

Compartir

Localidad de unos 60 habitantes que conecta al sur con la N110, al comienzo del valle de Amblés. Dista de Ávila 50,5 km.

A Vadillo hay que ir adrede. Otros pueblos están a la vista, mejor comunicados, junto a algún otro más importante, pero este queda a trasmano, lo flanquean unas cimas por el sur separándolo del valle del Adaja.

De ahí su interés precisamente, con kilómetros de paisaje serrano, terrenos accidentados y canchales de roca solo para él. Solo, en cierto sentido, porque los alrededores han estado más habitados de lo que parece: su término guarda tres necrópolis de asentamientos medievales; muy modestas, eso sí.

Es uno de los caseríos de arquitectura tradicional (muy rústica, de sillarejo) mejor conservados de esta parte de la sierra. Y varias fuentes antiguas, una renacentista con pilón y cruz en lo alto, y otras dos protegidas por bóveda, del llamado tipo romano, y tan desgastadas que, aunque sean medievales, parece que en verdad tienen dos mil años.

El porte de la iglesia de la Transfiguración del Señor supera con creces el de los templos de pueblos parecidos, incluso bastante más grandes. Tiene una torre muy esbelta en lugar de la típica espadaña serrana, atrio sobre columnas, aspecto de fortaleza en sus contrafuertes, bóveda de crucería sobre la capilla mayor, artesonado en el coro y hasta órgano.

Contacto