Valdegeña

Valdegeña

Información turística: 975185244

Web información turística

Excelente destino para disfrutar de la arquitectura. En su casco urbano resisten media docena de casas típicas castellanas, robustas y de grandes tejados, que llevan ahí desde el siglo XVII. Algunas conservan los antiguos dinteles gremiales, que informaban de la actividad a la que se dedicaban su propietarios.

Los edificios religiosos no son menos sustanciosos: la iglesia de San Lorenzo mantiene intacto su pórtico del románico y en su interior destacan la pila de agua bendita y el ábside, que anticipan el gótico. Dado que está ubicada en la parte más elevada del pueblo, para acceder a ella es necesario superar una escalera de piedra en forma de ese sobre la ladera.

La ermita de Nuestra Señora de Gracia es el otro templo religioso reseñable. Frente al pueblo, ya en la sierra del Madero, se aprecian las ruinas de un antiguo convento templario, conocido como de San Adrián. Junto a este se alza la Torre de Castellanos del Campo, fortificación musulmana que, sin embargo, está dentro del término municipal de la vecina Villar del Campo.

Testigo del pasado en Valdegeña también son los huertos con pozos de sillar romano y los utensilios, herramientas del campo y viejos pupitres de escuela que se exponen en el museo.

En Valdegeña nació, en 1944, Avelino Hernández, ensayista, novelista, poeta y activista político que plasmó la memoria rural en obras como 'Donde la vieja Castilla se acaba' (1982). Falleció en Mallorca en 2003. Un busto luce en el pueblo a modo de homenaje.

Planes Cercanos

Planes en Valdegeña

Ver todos