Valgañón

Belleza sin añadidos

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Cualquier excusa sería buena para acercarse hasta este rincón de la Sierra de la Demanda. Podríamos decir que lo hacemos por sentir lo que es la naturaleza en estado puro, dando un paseo por su acebal, el más importante de la comunidad, y catalogado como una de las áreas de vegetación singular por La Rioja. Pudiéramos pensar que nos ha llevado hasta allí la merecida fama de la iglesia de Nuestra Señora de Tresfuentes, un sorprendente híbrido de estilos que deja pasmado al que lo ve. Quizás creamos que la belleza primitiva y singular de la ermita de San Andrés es la causa de nuestro viaje o que acudimos al reclamo de alguna de sus ferias, como las jornadas de la matanza que se vienen celebrando desde hace más de un lustro, o de sus fiestas como la popular Acción de Gracias, en el que las patatas a la riojana se convierten en un monumento que tarda minutos en desaparecer en la boca de los comensales. Pero, no nos engañemos. Lo que nos lleva hasta Valgañón es su encanto rural, natural y sin aditivos.

Contacto

Localización