{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Vilanova de la Barca

Una ciudad nueva tras la Guerra Civil

Compartir

En plena huerta de Lleida, al norte de la Comarca del Segrià, Vilanova de la Barca asienta su ordenado y racional casco urbano. Se trata de una perfecta trama de calles fruto de la planificación y la reconstrucción posterior a la Guerra Civil. La población inició su reconstrucción en 1941 bajo un diseño que incluyó iglesia y escuela. Este escenario de ciudad nueva y cómoda impregna un paseo de serenidad en un entorno de fértil y dinámica industria agrícola.

Los restos de la primitiva Iglesia Parroquial de Santa María son testigo del bombardeo de 1938. Su contemplación regala al viajero una interesante lección de historia de primera mano. La actual Iglesia Parroquial de la Assumpció preside una apacible plaza porticada que invita al reposo en plena calle Mayor. El templo presenta una elegante fachada barroca y un campanario octogonal que incita a la observación del inmenso paisaje del Segrià. Vilanova celebra una animada fiesta mayor a principios de octubre que reúne las cuadrillas locales en un almuerzo popular a base de la tradicional cassola, el indiscutible plato local. En la partida de Les Coves se encuentra una necrópolis con diversas tumbas excavadas en una roca fechadas de la Alta Edad Media. 

Contacto