Villafrechós

Casa de reyes y almendras garrapiñadas

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Según los restos arqueológicos encontrados en Villafrechós, su origen se remonta a los primeros hombres prehistóricos, que aprovecharían esta tierra fértil bañada por el río Navajos, al norte de los Montes Torozos. Fue casa de reyes en el siglo XII y señorío de familias nobles, como los Guzmán y los Duques de Osuna, en los siglos posteriores hasta el XVIII. Entre sus monumentos destaca la Iglesia de San Cristóbal, el Monasterio de Santa Clara y la Ermita de la Virgen del Cabo, patrona de la localidad. Su fiesta se celebra el 7 de septiembre, con una romería famosa en la comarca, procesión, suelta de la vaca enmaromada y degustación de platos típicos como las almendras garrapiñadas (con receta de 200 años), queso de oveja y embutidos.

Reportajes recomendados Ver todos

Localización