{{title}}
{{buttonText}}
1 /

Villán de Tordesillas

La espadaña orgullosa de los villanos

Compartir

Se cree que la toponimia de Villán de Tordesillas pudo derivar de los señores plebeyos o 'villanos' que dependían del señorío de Tordesillas, comarca y municipio cercanos. Del siglo XIII se tiene constancia de la construcción de una iglesia románica de gran belleza, dedicada a San Miguel, con ampliaciones posteriores de estilo gótico-mudéjar. De aquel templo original solo queda en pie su orgullosa espadaña, que queda extraordinariamente cerca de la casa más próxima de forma que sus paredes casi pueden tocarse. El resto de la construcción es moderna, pues fue restaurada en los años 70 siguiendo el estilo primigenio.

Otro edificio del que no queda apenas rastro es un vetusto hospital en la calle del mismo nombre, del que solo se puede intuir la fachada. Las fiestas grandes del municipio se concentran en mayo, en honor a San Urbano y San Isidro Labrador, con verbenas, comidas populares, juegos tradicionales y un curioso concurso de habilidad con el tractor.