Xàtiva

La ciudad que resurgió de sus cenizas

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

En los tiempos del Reino de Valencia, Xàtiva llegó a rivalizar en importancia con ciudades de la talla de Valencia y Orihuela. Las fachadas de su catálogo monumental, declarado Conjunto Histórico-Artístico, nos narran en un simple paseo el lugar destacado que siempre ha ocupado en la historia. Incluso ha renacido de sus cenizas. Felipe V ordenó quemar la ciudad en 1707 por su apoyo a los Austrias durante la Guerra de Sucesión.

El municipio, ubicado en el sur de Valencia, cuenta además con una de las huertas más bellas de toda la comarca. Aquí, sin duda, el mayor tesoro monumental es el Castell de Xàtiva, fortificación que en realidad se divide en dos: el Castell Menor, asentado sobre restos iberos y romanos, y el Castell Major, que fue ampliado como muchos otros de España por las distintas civilizaciones que poblaron la villa. El castillo es visible desde cualquier punto de la ciudad, como también lo es la Colegiata Basílica de Santa María, popularmente conocida como 'la Seu'. Comenzó a construirse en el siglo XVI y el resultado final es una mezcla de estilos arquitectónicos con clara influencia herreriana. De hecho, muchos expertos consideran a la Colegiata como pariente directa del Monasterio de El Escorial.

El Hospital Reial, mezcla de estilo gótico y renacentista, es otro de los grandes iconos de Xàtiva, que cuenta con interesantes ermitas como las de Sant Feliu, Sant Josep i Santa Anna. Las iglesias de Sant Pere y de Sant Francesc, la Plaça de la Trinitat y el ex-convento de Sant Domènec son otros templos de interés de la ciudad. Además, en el término municipal se encuentra el Paraje Natural de la Cova Negra, donde podemos reconstruir la vida del hombre de Neandertal.

Contacto

Localización