Zapardiel de la Cañada

La tortuga de piedra y el caballero de la armadura

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Localidad de unos 100 habitantes junto a la carretera AV105, a 71 km de Ávila.

Es un pueblo de la Serrezuela abulense, al norte del valle del Corneja y en paisajes de transición entre las sierras más elevadas del sur (Piedrahíta, Villafranca…) y las llanuras onduladas del norte compartidas por Ávila y Salamanca. De ahí su apellido: el término se sitúa en un paso natural para los rebaños entre la meseta norte y el sur.

Esa posición geográfica explica la combinación de parcelas de cultivo y los cercados de pastizal para el ganado, las zonas de afloraciones rocosas y las dehesas de encinas, muy abiertas. Al sureste tiene una presa que alimenta el arroyo de los Mártires.

Conserva varios ejemplos de arquitectura tradicional sobre todo en cercas, corrales y cobertizos; aún queda algún típico tejadillo a dos aguas sobre los portones de un corral. También casas en sillarejo visto o con revoque blanco. Una de mucho porte, en dos alturas, se ha reconvertido en casa rural. El clásico potro de herrar, fuentes y lavaderos con pilones… y una curiosa roca en el camino del Pisón, “la tortuga de piedra”. 

Además, una obra notable también unida a la Mesta y a la trashumancia: la fachada con arco de un antiguo hospital. La iglesia de Santo Domingo de Guzmán destaca por su espadaña barroca de buenos sillares, el gran arco de la entrada con bolas góticas y las cubiertas de par y nudillo, tan propias de los templos abulenses de llano o sierra.

Localización