Casco Viejo de Zarautz

Casco Viejo de Zarautz

Está claro que a los zarauzanos del siglo XXI les gusta deslizarse. Si es sobre las aguas de su enorme playa, lo hacen en una tabla de surf. Si están en el casco viejo, cabalgando una bici. Las dos ruedas son poco menos que el vehículo oficial para desplazarse por las calles peatonales del centro histórico de Zarautz, una presencia que parece complementarse bien con el entorno natural y el ambiente deportivo de esta villa. Y, curiosamente, también con la Zarautz más monumental, esa que nos recuerda su pasado como lugar de descanso de reyes y aristócratas, con edificios como el Palacio de Narros, un caserón señorial a pocos metros de la playa y en el que veraneó la reina Isabel II. Aunque algunas de estas mansiones ya no se conservan podemos respirar bastante de su sabor mientras recorremos estas arterias, vecinas coquetas del paseo marítimo, ya sea también en bici o escoltados por ellas, entre edificios tan solemnes como la parroquia de Santa María la Real, la torre campanario de los Zarautz o Torre Luzea. También, animan nuestro paseo esas tabernas cuyos mostradores llenos de pintxos nos tientan casi tanto como la propia playa, los bares y locales de diseño... En realidad, todo Zarautz es una gran tentación, que desliza en este casco viejo la quinta esencia de su glamuroso encanto.

Contacto

43.285751, -2.174859
943830990
Más información

Más lugares emblemáticos en Zarautz

Planes Cercanos