Faro de Formentor

Faro de Formentor

El acceso al faro de Formentor, ubicado en el extremo norte de la isla de Mallorca, no lo pone nada fácil a los visitantes que desean ser fascinados por uno de los lugares más bellos del municipio de Pollença. Carreteras estrechas, caminos sinuosos, subidas y bajadas someten a prueba la paciencia de los turistas que priman saciar su capacidad de asombro. La recompensa es más que satisfecha ya que tras superar ese animado trayecto se convierten en testigos de una de las vistas más espectaculares de la localidad. El faro, inamovible y paciente, parece conceder permiso para contemplar desde su mirador los abruptos acantilados, los escarpados barrancos, las paradisíacas calas y playas, que adornan y suavizan un terreno agreste de duras facciones.
La construcción del faro, de planta rectangular y torre de 22 metros de altura, supuso un proceso de ardua dedicación y riesgo no siempre controlado, debido a su complicada ubicación. Los esfuerzos empleados no resultaron en balde y en 1863 finalizaron unas obras no exentas de tensión.
Los artistas pronto se fijaron en este bucólico emplazamiento para contextualizar sus pinturas y novelas, su profusa imaginería, germen del patrimonio cultural de la zona. Tanto es así que son de gran prestigio las denominadas “Conversaciones literarias de Formentor”, encuentros narrativos que han convocado desde el año 1959 a ilustres escritores nacionales, dotando de un lirismo extra al entorno del faro.
Si los visitantes deciden acudir por la tarde a la baliza descubrirán, en días de nubes ausentes, un atardecer que plasma de luz dorada el perfil costero, contrastando con el blanco de  la espuma rabiosa que brota de los toscos golpes del mar contra los acantilados. Carácter y armonía se fusionan en una panorámica coronada, en el horizonte, por la isla de Menorca. Más es imposible.

Contacto

39.961451,3.212326
971535077
Más información

Más lugares emblemáticos en Pollença

Planes Cercanos