Capilla de la Troballa

Capilla de la Troballa

Donde hoy se levanta una ermita de ladrillo, moderna, pero bastante pintoresca, existía allá por el siglo XIII una ermita románica consagrada a la Mare de Déu de la Salut, patrona de Algemesí. Cuentan que la halló un labrador dentro de un tronco de morera. De ahí que esta capilla se llame hoy la del Hallazgo o, en valenciano, la Troballa. Desde la plaza del Organista Cabanilles ya se adivina su silueta. Nos acercamos y nos recibe su frontal triangular, con rosetón y una cruz en lo alto del vértice. La torre del campanario, con vanos en sus dos alturas, combina estilos que podrían ir del mudéjar al neoclásico, lo cual delata sus pocos más de 50 años. La atmósfera del interior nos lleva de vuelta al pasado, al menos estilísticamente hablando. El neogótico es lo que predomina. El presbiterio, que se alza por encima del resto del templo, presenta un precioso altar Mayor en piedra. En el interior de su hornacina está ella, la Mare de Déu de la Salut. Sostiene al niño en su regazo y, en la mano, un lirio. Es una reproducción exacta de la que se veneraba desde 1247 y que fue destruida en 1936. Su día grande es el 8 de septiembre. Es entonces cuando sale de su pequeña iglesia para desfilar en loor de multitudes para ser recibida con música y honores en la basilica de San Jaime.

Contacto

Capella de la troballa, 10, Carrer de Sant Joan Baptista, 8, 46680 Algemesí, Valencia
962018630
Más información

Más monumentos en Algemesí

Planes Cercanos