Castro Lupario

Rois (Coruña, A)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

La poderosa reina Lupa (loba), la que “se impone a los hombres”, pasea por las ruinas de la que un día fue su morada. Recostada en lo poco que hoy queda de la muralla que protegía su hogar recuerda cuando recibió a los discípulos que llevaron el cuerpo del apóstol Santiago desde Jerusalén hasta Iria, y como les ayudó en el traslado proporcionándoles un carruaje y una pareja de bueyes. Lupa rememora su historia, ligada a la ruta Jacobea, en un bosque que por su oscuridad es propicio a las leyendas.

El castro Lupario, entre Rois y Brion, en lo alto de un cerro, rodeado de un bosque en el a duras penas pasa la luz, no es accesible en coche. Habrá que dejarlo en la aldea de Angueira de Castro donde podremos ver grandes casas con balcones de piedra y forja. Desde aquí, y por caminos que los vecinos denominan “de jabalíes”, iremos descubriendo un entorno difícil de olvidar. Siguiendo los márgenes del río Tinto podemos contemplar en nuestro camino el pazo de Faramello, restos de molinos y de un antiguo puente de un solo ojo, conocido como puente de Mouros. Llegamos al centro de un tupido bosque donde los restos de una fortificación prehistórica nos indican que estamos en el castro Lupario. Quedan muy pocos vestigios de la antigua acrópolis, y las piedras apenas se ven por el musgo que se ha ido depositando en ellas. Se pueden distinguir muros que formarían parte de una antigua muralla de defensa. Hay documentos que indican que aquí existió una parroquia en la Edad Media conocida como San Antonini de Castro, y excavaciones arqueológicas han documentado restos de una construcción de grandes dimensiones, además de esculturas de cerámica y monedas.
 

Contacto

Localización

15280 Brión, La Coruña