Catedral de San Antolín

Catedral de San Antolín

Su fachada es poco convencional, con la gigantesca torre militar entre las puertas. Un templo gótico que tardó casi doscientos años en construirse y en el que trabajó la flor y nata del arte de esa época. El resultado es una catedral tan hermosa como discreta, que se ha ganado el nombre de la Bella Desconocida.

La Puerta del Obispo y la de ‘los Novios’ abren paso a una catedral que se empezó mientras se iba derribando otra románica que había en el mismo sitio, a su vez levantada sobre una cripta visigoda que contenía las reliquias de San Antolín. Tal superposición de piedras alberga otra ‘rareza’: dos capillas mayores. La antigua, hoy llamada del Sagrario, se encuentra en la cabecera, el comienzo de la catedral; la actual capilla mayor está en la pared de enfrente.

El alabastro y la madera ‘salpican’ sepulcros y retablos, cuyo esplendor brilla en el retablo mayor, esculpido por Felipe Vigarny y pintado por Juan de Flandes. Es recomendable la visita al museo Catedralicio, situado alrededor del claustro, que cuenta con obras de arte como el “Martirio de San Sebastián” de El Greco.

Contacto

42.01125, -4.536778
979706523
Más información

Más monumentos en Palencia

Planes Cercanos