{{title}}
{{buttonText}}

Ermita de la Magdalena

Tramacastilla, Teruel

Compartir

La planicie construye senderos serpenteantes de arena y caminos de hierba fresca que tapizan los pies de los árboles y se adornan con hojas de colorido cambiante, al ritmo que le marcan las estaciones del año: verdes, rojizos, amarillentos, ocres, dorados, marrones…Un regalo para la vista que lo contempla. Otro camino más moderno, de asfalto, une la pequeña ermita de Santa María de la Magdalena con la localidad vecina de Tramacastilla; es una edificación barroca, del s. XVII, construida con muros sencillos de mampostería y piedra arenisca. Un amplio portalón cuadrado resguarda la entrada, apoyado sobre cinco columnas y abierto por tres lados; con el cuarto se une a la pared principal de la iglesia.
La puerta de acceso tiene una ventana enrejada para mirar al interior; así, quien llega sabe que es bien recibido, aunque la puerta esté cerrada. Dentro hay un primer espacio abovedado con colores azules y anaranjado, y un segundo, el de la capilla mayor, más alto y estrecho, que guarda la imagen de la Magdalena, una talla de factura moderna y sencilla que sostiene con la mano derecha una cruz de madera que entrecruza su pecho.
En el silencio se oyen todos los ruidos; cencerros de animales que pastan en las proximidades, el ladrido de los perros, el paso de algún coche que atraviesa la llanura, el rumor lejano del pueblecito que se resiste a desaparecer; pero sobre todo, el canto de los pájaros, las frágiles criaturas que ponen voz a los colores de este paisaje natural que envuelve la ermita y forma el auténtico santuario.

Contacto

Localización

Plaza, 1 Bajo, 44112 Tramacastilla, Teruel