Iglesia parroquial de la Asunción

Abla (Almería)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Entre la sencilla ermita de San Antón, situada en un extremo de la villa; y la impoluta de San Sebastián, al otro, aparece protegida la iglesia parroquial de la Asunción de Abla. Su esbelto perfil se reconoce en su elevado campanario considerado el "rascacielos" de la localidad. Quizás, podría tratarse de un intento por competir en altura con las elevadas montañas de Sierra Nevada que se dejan intuir entre las tradicionales viviendas. El reloj del templo marca las once y veinte. Sin duda, un momento excepcional para desayunar en la bella plaza ante las vistas de un campanario que sobresale por encima del edificio del Ayuntamiento. El aire andaluz de las casas blancas contrasta con un templo construido en ladrillo. Para acceder a él, primero debemos atravesar el arco del Consistorio que aparece custodiado por las sombras y, a continuación, atravesar la portada clásica del templo que no tiene pretensiones de abrumar. El paso a su interior nos permitirá descubrir una iglesia con tres naves, pero siempre no ha sido así. Anteriormente, contaba con capillas en la que se realizaban enterramientos familiares como los Estrada y Los Bazanes. Y mucho antes, aún era más sencilla. Se fue engrandeciendo con el paso de los siglos. A los pies de un barrio de trazado morisco, la iglesia de la Asunción de Abla quiso hacerse grande.

Contacto

Localización

Calle Real Alta, Abla