Monasterio de Moraime

Monasterio de Moraime

Al llegar al conjunto del monasterio benedictino de San Xiao o Julián, en la parroquia mugiana de Moraime, la estampa no puede ser más bucólica. Un frondoso árbol, que iguala en altura al más alto de los dos campanarios que flanquean la iglesia, recibe al que llega y promete sombra para cuando apriete el calor. Junto al templo hay un edificio original del siglo XVIII  que alberga la casa rectoral. A San Julián se accede a través de un pórtico que a más de uno le recordará al de la gloria de Santiago de Compostela. Tiene tres naves separadas en cinco tramos por arcos. La luz es mágica en el interior. Se cuela a través de los vanos laterales y de los dos rosetones del frontal. La sensación de inmersión en el románico es total. Y no es de extrañar porque fue construida en el siglo XII. Anteriormente había sido una ermita que vikingos y sarracenos saquearon en más de una ocasión. Y la historia no acaba ahí porque, antes, había alojado una necrópolis romana. Las variopintas imágenes dibujadas en la piedra de capiteles, arquivoltas y pórticos son el recuerdo más vivo tras lo que queda de la cartuja. Y más de uno se pregunta qué artista tallaría esa Última Cena labrada en el tímpano de la puerta sur.

Contacto

Mosteiro de Moraime, 2, Lugar Moraime, 2, 15125 Moraime, A Coruña
981742563
http://www.concellomuxia.com/ca/web/index.php?mod=int&tip=3&lug=7

Más monumentos en Muxía