{{title}}
{{buttonText}}

Picota

Marchamalo, Guadalajara

Compartir

El deseo de los vecinos de Marchamalo fue convertirse en villa independiente y, así, tener la potestad de decidir su futuro, ya que hasta 1627 permanecieron bajo la jurisdicción de Guadalajara. Año, en el que todos ellos con grandes esfuerzos recaudaron lo necesario para comprarle la villa a Felipe IV, y en el que levantaron el símbolo de su libertad, la picota, una columna de piedra sustentada por una base cuadrangular, coronada por diversos detalles. Encontramos el monumento en la plaza de la Cruz, como orgullo de sus habitantes, el que ha sido declarado bien de interés cultural.

Contacto

Localización

Plaza Cruz, 19180 Marchamalo, Guadalajara