{{title}}
{{buttonText}}

Puente de San Fiz

Maside, Ourense/Orense

Compartir

Prácticamente cubierto por el musgo, el imponente puente de San Fiz, en San Miguel de Armeses, Maside, lucha contra la Naturaleza, empeñada en sepultarlo. No va a ser una tarea fácil. Vivo desde hace ocho siglos, este gigante de piedra romana se rebela contra su destino. El inexorable paso del tiempo no ha podido con su firmeza. Sigue manteniendo la garra y la valentía que bien pudo heredar de los nobles guerreros que antaño lucharon con el alma ante la invasión de los franceses, o de aquellos que marchaban con sus enseres al hombro camino a Pontevedra. Bajo sus pies, pasa el caudaloso río Barbantiño, afluente del Miño, y con el que convive desde hace miles de años. Sus dos arcos, apuntados de manera inmejorable y de diferente tamaño, le otorgan una belleza destacable. Rodeado de fauna; ahí sigue, batallando cada segundo, ganándole tiempo al reloj, convencido de su victoria.

Localización

strada de San Fiz, 32574 A Touza, Ourense