Puente Longal de Ponte Veiga

O Carballiño (Ourense/Orense)

1 / 10

Mostrar todas las fotos

Compartir

Compartir

Si pudiéramos decir que un río vertebra un entorno entonces diríamos que el Arenteiro hace lo propio en el término municipal de O Carballiño. Además de atravesar su principal núcleo urbano, surca la comarca y, como todos los ríos, riega el ambiente de vida. Uno de los puentes más antiguos que lo cruza es el Puente Longal de Ponte Veiga. Para llegar a él se puede comenzar el camino desde la ampliación del Parque Municipal de O Carballiño. Es cosa de seguir río arriba hasta el edificio A Labandeira, que fue en su día  una importante fábrica de papel, y continuar caminando por el sendero fluvial durante algo más de un kilómetro hasta llegar a una zona de recreo que llaman A Toscaña. Allí se puede parar, no porque el camino fatigue, sino porque el entorno es tan agradable que apetece disfrutarlo tranquilamente. Después de haber echado un trago de agua, los pies nos llevarán otro kilómetro largo hasta el punto destino. Al llegar la imagen no defrauda. Es un puente de piedra de los que llaman romano. Probablemente construido entre los siglos XII y XIV. Está abierto en un solo ojo y la Naturaleza y el tiempo se han encargado de adornarlo con musgo, tojo y retama. El sonido del agua del Arenteiro corriendo bajo la piedra nos despierta el apetito. Ahora sí, llegó el momento de tomarse un respiro y descansar.  

Localización

Rua de Ponteveiga, 32500 O Carballiño, Ourense, España