{{title}}
{{buttonText}}

Santuario de la Virgen del Salgar

Foradada, Lleida/Lérida

Compartir

Se dice que es difícil de encontrar, que se esconde entre las rocas. Ni siquiera el murmullo del río Segre que discurre a sus pies es capaz de advertirnos de su majestuosa presencia. El santuario del Salgar es diferente a cualquier otra iglesia que se haya visto antes. Situada en un precipicio, sus pies son de agua de río mientras el templo se escora hacia la piedra, como un escalador a punto de caerse. Si llegar hasta él ya es complicado, para visitar el interior hay que encontrar la llave maestra. Esto último que parece un rompecabezas, es tan real como esta construcción. El santuario lo mantienen las gentes de Salgar, con mimo y cuidados, por lo que para visitar su cara interna (una vez lo hayamos encontrado) es necesario pedir la llave que abre los secretos bien encerrados del templo de la piedra, descubriremos a nuestro aire todo lo que hay en su interior: iglesia, claustro, habitaciones de monjes. 
Dice la leyenda que allí fue donde se apareció la imagen que se encuentra en su interior, la que se le apareció a los pastores. No solo la leyenda es lo que empuja a los visitantes hasta ella, tras unas extrañas y complicadas escaleras, es la propia imagen de la virgen quién con calma nos aborda -al final de un túnel de roca- y junto a ella las bellas vistas del congosts y el Segre. Por un día gracias a este enigmático santuario, uno se convierte en un devoto espeleólogo.

Localización

41.893265, 1.013036