{{title}}
{{buttonText}}

Playa de Cuatro Calas

Águilas, Murcia

Compartir

El viento y el mar se convierten en improvisados escultores para dar forma a rocas volcánicas milenarias. Figuras caprichosas y extraños relieves que salpican un espacio natural único, donde el sol y la playa pasan a un segundo plano por la belleza y los tesoros naturales que guardan las Cuatro Calas de Águilas: Calarreona, la Higuerica, la Carolina, y los Cocedores. Designadas Paisaje Protegido y consideradas como Lugar de Interés Comunitario (LIC), están integradas en la Red Natura 2000. Se encuentran entre las provincias de Murcia y Almeria, en el término municipal de Águilas, a unos cinco kilómetros del casco urbano. Una zona donde también podremos ver un yacimiento de fósiles de vertebrados marinos, casas cuevas utilizadas antiguamente para cocer y macerar el esparto, y hasta un volcán, el de Punta Parda.

La arena fina y gris de las calas y playas de la zona conducirá nuestros pasos que comenzarán en cala Calarreona. Dirigiéndonos en sentido oeste divisaremos las calas de la Carolina y los Cocedores, separadas por una duna fósil y la Higuerica. Un camino en el que podremos apreciar uno de los últimos vestigios vírgenes de litoral mediterráneo. Con una flora y fauna que le sorprenderá, junto a los contrastes de colores, amarillos, verdes y azules. Haga un alto en el final del camino, en los Cocedores, también llamada Cala Cerrada, protegida por dos paredes, una de ellas el volcán de Punta Parda. Un lugar idílico para darse un baño y contemplar lo que la Naturaleza nos ofrece. Si desea playas urbanas opte por la arena fina, dorada y el agua templada de Colonia, Poniente, Levante o las Delicias. Águilas tiene 35 playas bañadas por el Mediterráneo, encuentre la suya.

Contacto