{{title}}
{{buttonText}}
alt
Vive la Gala de los Soles 2024
Ver Gala
alt

Soletes Guía Repsol: De Barrio

Más de 300 Soletes de barrio: porque la periferia de tu ciudad es tendencia

07/12/2023 –

Actualizado: 06/10/2022

Ya es hora de ampliar horizontes y probar los bares, restaurantes y cafeterías de los barrios más alejados del centro de las ciudades. Los Soletes de Barrio buscan la capilaridad, llegar a todos los rincones y poner el foco en lugares que merecen una visita pero no suelen aparecer en los medios. En esta quinta edición, Guía Repsol se centra en lugares como Carabanchel (Madrid), Sants (Barcelona) o Patraix (Valencia).

Compartir

El barrio de Legazpi, en Arganzuela, ha sido el lugar elegido para dar a conocer el nuevo listado de Soletes de Barrio. Adrián y Álex García de la Fuente han sido los anfitriones en 'In-Pulso', la taberna que abrieron hace pocos meses en la zona que les vio crecer. "Nos hace mucha ilusión, porque de verdad somos chicos de barrio; aquí no hay inversores, aquí hay mucho sudor", han reconocido, antes de demostrar su trayectoria con cuatro interesantes propuestas.

 Parrocha escabechada
La parrocha escabechada, el plato estrella.

A la tosta de maíz con parrocha en escabeche y mayonesa de kalamata le ha seguido la navaja gratinada con sabayón de tomillo limonero y cerdo ahumado. El peculiar pincho de tortilla y el bocadillo de calamares han dejado a los asistentes con un buen regusto a verdadera gastronomía madrileña.

Soletes de Barrio Sevilla cerveza Río Azul
La fábrica artesanal de cerveza ‘Río Azul’ se ha convertido en un referente gastro en la ciudad.

En palabras de María Ritter, directora de Guía Repsol, los Soletes de Barrio son "sitios maravillosos con una historia muy humana", capitaneados por gente que está trabajando muchísimo . Además, brindan la posibilidad de descubrir zonas de diferentes de tu ciudad y huir de la "masificación del centro de la ciudad".

Exterior de la Taberna Andaluza Sacromonte en Madrid
La ‘Taberna Sacromonte’, en Usera (Madrid), es un buen lugar para tomar el aperitivo. Foto: Sofía Moro

El otoño trae esta nueva edición de Soletes, esos lugares apetecibles donde tomar algo o comer a un precio asequible, los que recomendarías a un amigo. En esta quinta edición, la calificación de Guía Repsol se centra en establecimientos que podemos encontrar fuera del centro de las ciudades. Se puede comer muy rico sin salir del barrio y hacer turismo gastronómico más allá de la almendra central. Nuestro equipo de expertos en gastronomía se ha propuesto demostrarlo a través de barras, casas de comidas, cafeterías, vinotecas y establecimientos de fast good repartidos por toda España.

Bacalao rebozado y morcilla de Burgos, tapas tradicionales en ‘Casa Braulio’ (Madrid)
Bacalao rebozado y morcilla de Burgos, tapas tradicionales en ‘Casa Braulio’ (Madrid). Foto: Sofía Moro.

“Ya teníamos ganas de localizar Soletes en los barrios más periféricos. Hay vida más allá del centro de las ciudades. Lo saben bien quienes viven ahí, que tienen sus lugares de referencia perfectamente identificados. Guía Repsol, que busca democratizar la gastronomía y detectar lugares interesantes en todos los rincones de España, ha querido poner el foco en los distritos más periféricos, que están atrayendo talento gracias a los jóvenes vecinos que se instalan cada día”, explica Ritter.

Clientes en el restaurante El Observatorio, en Patraix (Valencia)
El ambiente de ‘El Observatorio’ en Patraix (Valencia) es muy familiar. Foto: Eva Máñez

Cuando vas de viaje y anhelas probar los sitios a los que acude el público local, los Soletes de Barrio son la respuesta, pues permiten conocer las ciudades más allá de los circuitos turísticos habituales. En esta quinta edición, los barrios de las capitales de provincia y principales ciudades de España son los protagonistas: Carabanchel, Vallecas, Barajas o Usera en Madrid; Sants, Poble Nou, Horta-Guinardó o Nou Barris (Barcelona); los valencianos Cedro, Algirós, Benimaclet, Patraix o Torrefiel; en Sevilla, Nervion, Triana, Los Bermejales o Los Remedios; y Deusto, Miribilla o Abando, en Bilbao, entre otros muchos.

Platos de La Marcelina, en Barcelona
Cocina de calidad en ‘La Marcelina’ (San Andrés, Barcelona). Foto: Manu Mitru

Ya son cinco las ediciones de la distinción más dinámica de Guía Repsol. Dos de ellas descubrieron chiringuitos y terrazas para saborear el verano; la pasada Semana Santa publicamos los Soletes de carretera, en los que parar durante un viaje en coche y estar a gusto. El pasado otoño por estas fechas, fueron los guisos y las barras de diario los que cobraron protagonismo, pero dando un paso más allá, ahora le toca el turno a los establecimientos de barrio. Presentamos más de 300 nuevos Soletes, a los que se suman 200 ya publicados en anteriores ediciones que encajan en la definición de Barrio. Son, en total, 500 lugares entre los que elegir una opción que satisfaga a cualquiera de nuestros usuarios.

Clientas de Ca La Mar, en Valencia
Para probar los platos más cabanyaleros, ‘Ca La Mar’ (El Cabanyal, Valencia). Foto: Eva Máñez

Aunque las apuestas gastronómicas más fuertes y las últimas tendencias suelen aterrizar primero en el centro -cerca de los principales monumentos y los edificios institucionales-, o en los barrios de moda, existen cocinas y ambientes en la periferia que bien merecen un desplazamiento. En esta ocasión, Guía Repsol se ha centrado en capitales de provincia de toda España, aunque otras ciudades de importancia, como Cartagena, Gijón, Santiago de Compostela o Jerez de la Frontera, tampoco han escapado al radar de nuestros expertos.

Restaurante Mazmorra by Macera. Trampantojo de tomate: brandada de bacalao con gelatina de piquillos y tierra de frutos secos con perlas de Módena.
Hay que probar el trampantojo de tomate de ‘Mazmorra by Macera’ (Margen Izquierda, Zaragoza). Foto: Aránzazu Navarro

Ese bar en un barrio escondido, con vermut de grifo y carteles antiguos en la pared, donde todos se saludan al entrar y te sientes como en casa; las hamburguesas con pan esponjoso y carne de calidad que preparan jóvenes emprendedores en una pequeña cocina casi donde acaba la ciudad; la bodega a la que iba tu abuelo a rellenar la garrafa de vino y ahora organiza catas por las noches. Lugares cargados de historia que tienen un peso especial en esta entrega de Soletes Guía Repsol.

Barra con clientes de Los Cuevas, en Sevilla
Abrir boca en la barra de ‘Los Cuevas’, en Triana (Sevilla) es un buen plan. Foto: Javier Sierra

Cada vez más profesionales optan por zonas periféricas para innovar en la cocina a precios razonables, pues el centro se ha vuelto prohibitivo para quienes están empezando. Así, restaurantes recién abiertos que han revolucionado el barrio y tiene las reservas completas los próximos tres fines de semana conviven con casas de comidas que llevan reconfortando a los vecinos desde hace más de 50 años. La cafetería a la que bajas a merendar con tu vecina, o donde desayunas con tus compañeros de trabajo también tienen su lugar en esta nueva edición.

Platos de Pappa e Citti, en Barcelona
Sabores de cocina sarda en Gracia (Barcelona). Foto Manu Mitru

Con la misma filosofía que rige los Soletes, de poner en valor sitios amables y asequibles, Guía Repsol te ayuda a conocer la gastronomía y el ambiente de las ciudades en su conjunto. Los barrios están de moda y es el momento de reivindicar los lugares donde transcurre la cotidianidad de la mayoría de la gente.

Cafetería Nati Natillas en el barrio de Valdespartera.
Brunch al sol en la terraza de ‘Nati Natillas’ (Valdespartera, Zaragoza). Foto: Aránzazu Navarro

Además, en esta ocasión, los usuarios de Guía Repsol podrán participar en una encuesta para elegir sus Soletes de Barrio favoritos. Entre el 6 y el 20 de octubre, estará disponible en la web y entre los participantes se sorteará dos noches de hotel en Alicante y una cena y una comida en un Solete de Alicante.

Helados y pasteles de Manu Jara (Sevilla)
Es difícil elegir entre los caprichos de Manu Jara. Foto: Javier Sierra

Al igual que en anteriores ediciones, el diseño del Solete lleva la firma de Luis Úrculo. Se ha querido continuar la misma línea gráfica –para garantizar que sean reconocibles y se relacionen rápidamente con Guía Repsol–, pero adaptándola al carácter de la nueva calificación: amable, cercano y universal. La imagen del Solete cuenta con dos particularidades: el contorno difuminado y la sonrisa, la misma con la que reciben en los locales calificados con un Solete y con la que después vuelves a casa.

Te puede interesar