Trucos y recomendaciones

Viajar en moto

Viajes en moto.
Viajes en moto.

Son muchas las personas que deciden aprovechar los fines de semana con buen tiempo para conocer nuevos lugares viajando en moto. Un plan que a priori parece muy atractivo, pero que puede truncarse si no se está acostumbrado a realizar rutas de largo recorrido. A continuación se muestran varios trucos y recomendaciones a todos aquellos que vayan a realizar un viaje de este tipo por primera vez:

Cofres y maletas

La cantidad de equipaje que se lleve vendrá determinada por la distancia que se vaya a recorrer, la duración del trayecto y el número de personas que viajen en la moto. Lo primero que hay que hacer es repartir bien el peso entre todos los cofres o maletas. No se debe cargar todo en un mismo lado, de lo contrario la moto se desequilibrará.

Aunque las maletas sean estancas e impermeables, si llueve, es bastante probable que el agua acabe entrando en los cofres. Para evitar que el equipaje se moje es recomendable proteger todos los objetos que vayan dentro guardándolos en bolsas de plástico.

Por otro lado, hay que asegurarse de que las valijas estén bien sujetas. En viajes largos las maletas tienden a moverse, por lo que es imprescindible atarlas muy bien para no perderlas. También se aconseja forrarlas con algún material ignifugo ya que, a medida que se van desplazando, es posible que se aproximen al tubo de escape y se estropeen.

Ropa

Por mucho calor que haga siempre hay que llevar un traje con protecciones. No se debe conducir en camiseta, sin guantes, sin casco o sin el calzado adecuado. Aunque el trayecto sea corto, si se sufre una caída  y no se lleva la equipación apropiada, se corre el riesgo de sufrir quemaduras y lesiones graves.

Además, hay que llevar ropa de recambio, pero nunca en exceso. Una buena opción es llevar camisetas viejas o de propaganda que no importe usar y tirar. De esta manera la maleta se va vaciando y queda sitio por si se quieren guardar recuerdos del viaje.

Un detalle a tener en cuenta es que la ropa, sobre todo la  interior, sea cómoda. Normalmente las prendas con muchas costuras empiezan a molestar cuando se llevan varias horas conduciendo.

La protección es fundamental.
La protección es fundamental.

Alimentos y bebidas

Los viajes en moto son agotadores y por eso es muy importante estar bien alimentado e hidratado durante todo el trayecto. Las bebidas isotónicas son perfectas para refrescarse y mantener el nivel de minerales en el cuerpo. Por su lado, las barritas energéticas ocupan muy poco sitio y son un excelente aperitivo. Llevar latas de comida precocinada tampoco es mala idea.

Las barritas energéticas son buen aperitivo por su reducido tamaño.
Las barritas energéticas son buen aperitivo por su reducido tamaño.

Estado de la moto

Antes de iniciar un viaje se debe revisar que todos los componentes de la moto estén bien. Hay que vigilar que los frenos, amortiguadores, filtro, nivel de los líquidos, presión de las ruedas…estén en buen estado. Parte de esta comprobación es sencilla y la puede llevar a cabo el propio conductor.

Cuando se vaya a realizar un recorrido de larga duración se recomienda llevar la moto a un taller para que la revisen más a fondo y se aseguren de que no hay ningún elemento deteriorado que puede que se rompa en el transcurso del viaje.

Si a pesar de haber llevado a cabo las comprobaciones necesarias se sufre algún pinchazo o avería en el viaje, un kit básico de reparación puede resultar de gran ayuda. En sitios apartados es difícil encontrar ayuda y la asistencia puede tardar mucho en llegar.

También hay que tener presente que a veces las rutas pasan por lugares apartados en los que la gasolinera más cercana podría estar a unos cuantos kilómetros de distancia, por eso es recomendable repostar siempre que se tenga la oportunidad.

Documentación

Siempre hay que meter el seguro, el permiso de conducir y el DNI. Además, se debe comprobar que los documentos que tienen fecha de expiración están en vigor y van a estarlo durante todo el periodo que dure el viaje.

Bienestar físico

Por último, no hay que olvidar que los viajes en moto suponen un gran desgaste físico y que el cuerpo va a estar sometido a posturas a las que no está habituado. Se aconseja hacer una serie de estiramientos antes de iniciar el trayecto y después de cada parada para evitar dolores musculares.

Si se va a hacer un viaje largo lo ideal sería realizar recorridos de al menos dos horas de duración una vez a la semana en los meses previos a la escapada. La idea es que el cuerpo se vaya adaptando a estar periodos de tiempo extensos sobre la moto.

Llegados a este punto cabe recordar que la Dirección General de Tráfico recomienda hacer descansos cada dos horas o 200 kilómetros, además de haber dormido lo suficiente en las horas previas al viaje.

Te puede interesar...