Vehículos adaptados para minusválidos

Vehículos adaptados.
Vehículos adaptados.

Según la última encuesta sobre Discapacidad, Autonomía Personal y situaciones de Dependencia, España contaba en 2014 con unas 60.000 personas que tienen ordenada la realización de adaptaciones en su vehículo para poder conducir. Con el fin de que este colectivo tenga una total independencia al volante hay empresas que se dedican a adaptar los vehículos a sus necesidades. A continuación se explican cuáles son algunas de las modificaciones más comunes que se pueden hacer y cómo deben tramitarse:

Ayudas en la conducción

Son las adaptaciones más demandas, ya que permite manejar con las manos acelerador, freno y embrague.

  • Aceleradores

Por el momento existen de tres tipos: de aro, palanca y guante.

El primero consiste en un segundo aro que va superpuesto o detrás del propio volante y que hace las funciones del acelerador, permitiendo al conductor mantener la progresividad del pedal original sin soltar las manos de la dirección.

El de palanca va adaptado a uno de los lados del volante y tiene como ventaja que se puede conservar el airbag. Además, también funciona como freno.

El acelerador de guante es uno de los últimos sistemas diseñados. Como su nombre indica, se usa a modo de guante, presionando el pulgar contra una pequeña palanca se consigue una aceleración gradual y suave. En el mercado se puede encontrar tanto en versión inalámbrica como con cable.

  • Freno de palanca

Es un freno que adopta la forma de una palanca, situándose bajo el volante, bien a la izquierda o a la derecha.

  • - Pedales

Existe la opción de automatizar todos los pedales, duplicarlos como en los vehículos de autoescuela o alargarlos para personas con un desarrollo limitado de las extremidades.

  • Embrague electrónico

Con este embrague el coche embraga y desembraga automáticamente, sólo es necesario introducir las velocidades.

  • - Telecomando

Este mecanismo consiste en un mando de rayos infrarrojos que se coloca en el volante y que permite activar varios dispositivos secundarios como las luces, el limpiaparabrisas o el claxon. Es válido para minusvalías de brazo derecho o izquierdo. 

Son varias las adaptaciones que pueden realizarse a los vehículos.
Son varias las adaptaciones que pueden realizarse a los vehículos.

Ayudas al acceso del vehículo

  •  - Plataformas y rampas

Su finalidad es que las personas discapacitadas con silla de ruedas puedan acceder al interior de los vehículos, tanto si van a conducir, como si van a ser trasladadas. Dependiendo de las necesidades y características de las personas y vehículos existen muchos tipos de plataformas: laterales, traseras, bajo suelo… Su activación es muy sencilla, puede realizarse desde un mando a distancia.

  • - Asiento giratorio

El asiento original del vehículo rota sobre una base para facilitar el acceso de la persona al interior del turismo.

  • - Turny EVO

Este sistema facilita la entrada y salida del vehículo para quienes no pueden desprenderse de la silla de ruedas. El asiento del vehículo gira y baja hasta la posición necesaria favoreciendo la transferencia de la persona al asiento del vehículo desde la silla de ruedas.

  • - Portasillas

Permite cargar y transportar la silla de ruedas de forma autónoma. Solo hay que accionar un botón para que el portón del maletero se abra o cierre y un brazo mecánico acerque hasta la puerta del conductor la silla. 

Trámites

La Confederación Coordinadora Estatal de Minusválidos Físicos de España exige el cumplimiento de varios requisitos para poder tramitar cualquier tipo de cambio que se realice en un vehículo.

Por un lado pide un informe elaborado por el fabricante del vehículo, su representante legal o un laboratorio oficial acreditado en España, que demuestre que la realización de la modificación no supone una transformación de las características del coche y que los cambios están homologados.

También se requiere un certificado del taller en el que se especifiquen los componentes incorporados y el proyecto técnico en el que se explique que las condiciones de seguridad vial y de protección del medio ambiente son equivalentes a las exigidas en los requisitos generales. Este proyecto debe estar suscrito por un técnico competente y visado por el colegio oficial correspondiente.

Por último, es imprescindible que tras contar con toda esta documentación se pase la Inspección Técnica del Vehículo (ITV), en un plazo máximo de dos semanas después de haber hecho la adaptación.

Te puede interesar...