Talleres y tiendas de mimbre

El que hace un cesto, hace ciento

Cesta República: Estanterías con algunos elementos de la tienda
En 'Cesta República' se recopilan trabajos de cestería de todas partes del mundo. Foto: Helena Poncini

Nada más cierto este año que el conocido refrán, a tenor de la cantidad de cestos, bolsos, y sandalias que nos inundan. Usar fibras naturales como el mimbre, el esparto, el palmito o el junco –resistentes y versátiles–, trabajados con técnicas ancestrales, están revalorizándose gracias a las últimas directrices de la moda, la creatividad de jóvenes artistas y artesanos, el auge de ferias y mercadillos locales, y el interés por los productos de origen natural.

Icono extremeño

La artesana María José González aprendió el oficio de la cestería de su abuela y de su madre, y se hizo cargo de la tienda que sus antecesoras abrieron en el pueblo cacereño de Montehermoso. "Soy la cuarta generación de mi familia. Es una gran responsabilidad porque la gente que las conoció compara mi trabajo con el de ellas. Tienes que estar a la altura", comenta María José.

Artesanía La Gorra: la artesana María José González y detalle de una de sus obras.
La artesana María José González y detalle de una de sus obras. Foto: Artesanía La Gorra

La especialidad de María José es la Gorra de Montehermoso, único en el mundo. Un famoso accesorio elaborado en fibra natural trenzada y cosida, engalanada con múltiples y multicolores adornos. "Se caracteriza en que está totalmente hecha a mano, desde que se siega el campo hasta que se trenza y se cose –asegura la artesana–. No tiene moldes, es todo a ojo y no cosen máquinas de ningún tipo". Es más, María José cultiva su propia materia prima: la paja de centeno. "Antes se encontraba por muchos sitios pero como solo me sirve si la siegan a mano, porque las máquinas lo parten, no tuve más remedio que sembrarla yo misma".

Artesanía La Gorra: sombreros de mujer
La 'Gorra de Montehermoso', pieza única en el mundo. Foto: Artesanía La Gorra

Es tal el poder y la belleza de estos sombreros que ha colaborado con diseñadores como Miguel Bercé, para su marca ManéMané, o Marina Conde, para su firma La Condesa. "Reconozco que al principio me dio un poco de miedo por el qué dirán, porque en Montehermoso para estas cosas somos muy conservadores –confiesa la cacereña–. Luego, al ver que gustaron, me fui animando a hacer más".  Junto a las maravillosas Gorras de Montehermoso, María José fabrica bolsos, capazos, cestas o clutch con un toque personal. "De vez en cuando me gusta hacer cosas nuevas". Aunque lo que más desea es que se valorara más el trabajo artesanal. "Una vez que el público conoce cómo es el proceso de producción, ya no les parece que una pieza sea tan cara como antes les parecía".

ARTESANÍA LA GORRA - Calle Diputación, 22. Montehermoso, Cáceres. Tel: 927 43 05 06.

Cestería global

'Cesta República' nació en 2016 para celebrar el arte y la artesanía de la fibra vegetal. El concepto de este espacio, ubicado en el barrio madrileño de Chueca, se centra "en apostar por diferentes líneas de productos basados en la trama, la urdimbre, el tejido y el entrecruce de fibras y culturas", según cuentan dos de las artífices del proyecto: Amaya Barrios y Marinell Ortiz. La particularidad de 'Cesta República' es que recopilan trabajos de cestería de todas partes del mundo tanto en su vertiente más tradicional como la más moderna.

Cesta República: cestas de la colección 'Guercif' (Marruecos)
Cestas de la colección 'Guercif' (Marruecos). Foto: Helena Poncini.

"La cesta es hoy día un accesorio imprescindible para la decoración y el interiorismo, no solo la cestería popular sino también aquella que, inspirada en las prácticas tradicionales y el amplio espectro de fibras y técnicas, crea el diseño contemporáneo –aseguran Amaya y Marinell–. De Milán, Estocolmo, Hamburgo, París, Buenos Aires o de las comunidades artesanales de España (plenamente activa en Galicia, por ejemplo) surgen cada día diseños de vanguardia que, tal y como se puede ver en nuestra colección, mantienen la vigencia y renuevan el interés por el género".

Cesta República: Juego de palillos japoneses
Juego de palillos japoneses de 'Cesta República'. Foto: Helena Poncini

En su espacio hay artículos de nuevo cuño pero también "ofrecemos cestos de esparto (¡muy demandados!) que es una de las tradiciones de la cestería española, la más rica de Europa, que aún mantiene una producción sostenida y variada" y, por supuesto, piezas que representen a ese oficio legendario, milenario que ha acompañado a las diferentes culturas.

Cesta República: el equipo de socios de la tienda (Marynel Ortiz, Maitena de Elguezábal, Guillermo Barrios, Ana Loreto y Fermín Valladares).
Los socios de la tienda: Marynel Ortiz, Maitena de Elguezábal, Guillermo Barrios, Ana Loreto y Fermín Valladares. Foto: Helena Poncini

"La serie de cestas de etnias venezolanas que tenemos es amplia y hermosa –comentan desde el local–. Recientemente hemos incorporado un grupo de piezas de la etnia warao, del delta del Orinoco, que destaca por la calidad de confección y la decoración de sutiles formas geométricas". 'Cesta República' es, además, un espacio flexible donde tienen cabida exposiciones, eventos, charlas y talleres creativos.

CESTA REPÚBLICA - Calle Válgame Dios, 6. Madrid. Tel: 910 52 08 68.

Únicos en su especie

La Ruta del Mimbre se encuentra entre La Alcarria y la serranía Conquense. Son unos 40 kilómetros que abren a los ojos del viajero un paisaje único marcado por los cultivos del mimbre, un arbusto de ramas largas, delgadas y flexibles cuya gama cromática varía del verde al rojo. Cuando alcanza estos tonos bermejos es el periodo más instagrameable ya que los excepcionales campos parecen una alfombra de color vivo. Es tan importante su cultivo que de esta zona sale el 80 % de la producción nacional. En la ruta destacan localidades como Alcantud, Cañamares, Priego, Valdeolivas, Cañizares, Beteta, Fuertescusa… y Villaconejos de Trabaque donde se encuentra el 'Taller Artesano de Mimbre José Luis', el único local que sobrevive de toda la Ruta del Mimbre.

Taller Artesano de Mimbre José Luis: el taller en Villaconejos de Trabaque (Cuenca)
En el taller de Villaconejos de Trabaque se pueden encontrar todo lo imaginable en decoración y accesorios.

"La ruta se caracteriza por su atractivo paisaje –comenta José Luis–, que tiene su mayor esplendor entre noviembre y febrero, que es cuando termina la recolección". José Luis Encijo y su mujer, María del Pilar Pérez, llevan más de 40 años en el oficio. "No tenemos tradición familiar –asegura José Luis–. Aprendimos lo más básico de otros artesanos y, con muchos años de práctica y trabajo, hemos ido ampliando nuestras habilidades y técnicas". El matrimonio cultiva su propia materia prima y en su local de Villaconejos de Trabaque se pueden encontrar desde lámparas hasta sillones pasando por todo tipo de cestas, biombos, espejos, mesas… En definitiva, todo lo imaginable en decoración y accesorios.

Taller Artesano de Mimbre José Luis: piezas de mimbre
En esta casa solo se trabaja con mimbre de la zona. Foto: Taller Artesano de Mimbre José Luis

"Solo trabajamos con mimbre de la zona, que es el que mejor calidad tiene. Como casi todos los trabajos artesanales no está pagado, además, hay que tener en cuenta que últimamente hay mucho engaño en cuanto a decir que una pieza es de mimbre cuando, en realidad, es de otro tipo de fibras vegetales importadas y de peor calidad". Lamentablemente, cuando su taller termine su vida laboral el vistoso arte de tejer el mimbre desaparecerá de la Ruta del Mimbre. Algo a lo que ellos intentan poner remedio asistiendo a ferias de artesanía, programando visitas guiadas a su tienda-taller e, incluso, impartiendo cursillos. Quién sabe si dentro de unos años Villaconejos de Trabaque vuelve a contar con los 50 talleres artesanos que tenía en el pasado.

TALLER ARTESANO DE MIMBRE JOSÉ LUIS - Calle Corcho, 3. Villaconejos de Trabaque, Cuenca. Tel. 969 31 55 24.

Grandes dimensiones

"He ido aprendiendo de muchas fuentes: cesteros rurales de todo el país, profesionales de dentro y fuera de nuestras fronteras, bibliografía especializada…", asegura Carlos Fontales, uno de los expertos en cestería más importantes del país con varios libros publicados, muchos cursos impartidos y muchas piezas interesantes en su haber. Durante su trayectoria, Carlos ha podido apreciar que existe ahora una mayor inclinación hacia el oficio. "En los últimos diez años aproximadamente, el interés ha crecido mucho, especialmente entre la gente de edades comprendidas entre los 30 y los 60 años. Mi labor durante estos casi treinta años dedicados a la cestería ha ido más bien encaminada a dar a conocer y enseñar a la gente a hacer cosas con fibras vegetales, no tanto con la pretensión de que se puedan dedicar a esta actividad de una manera profesional, sino por el hecho de que se sepa y se disfrute haciendo un cesto o cualquier otro objeto con el fin de utilizarlo para lo que sea".

Carlos Fontales: Trilogía (en la Fundación Tormes)
'Trilogía' es una de las obras que conforman 'Arte emboscado' de la Fundación Tormes. Foto: Carlos Fontales

Debido a las características geográficas y climatológicas, de España, existe una vegetación variada y eso tiene una relación directa con la cestería. "Mimbre, madera laminada, paja, caña, esparto, palma, palmito, juncos... son algunos de los materiales más relevantes de nuestra cestería", asegura Fontales que, particularmente, no está especializado en una técnica de tejido en concreto. Es más, "conozco la mayor parte de las técnicas y materiales empleadas y las utilizo, algunas con más soltura que otras, tanto en la enseñanza como en las obras que realizo. Cada material y cada técnica tiene su encanto".

Carlos Fontales: El bosque de las arañas
Para 'El bosque de las arañas' se utilizó mimbre blanco y varas de chopo. Foto: Carlos Fontales

Uno de sus proyectos más espectaculares es la creación de tres piezas de importantes dimensiones para la Fundación Tormes, una institución dedicada a la conservación y restauración del medio natural como forma de desarrollo rural y urbano, que cuenta con un Centro de Iniciativas Ambientales (CIAM) y un eco-albergue además, de la potenciación de rutas y actividades desarrolladas en los parajes salmantinos. "Raúl Tapia, el director de la Fundación Tormes, me propuso realizar algunas piezas para su proyecto Arte Emboscado, que tiene como objetivo dotar de obras de arte a uno de los recorridos que el público puede efectuar por la finca".

Carlos Fontales: Teatro de títeres
El 'Teatro de títeres' está realizado con mimbre sin pelar y estacas de pino. Foto: Carlos Fontales

Y las piezas propuestas por Fontales no pueden ser más espectaculares. "Hice tres construcciones, las instalaciones Bosque de arañas, Trilogía y el Teatro para títeres. En todas ellas me serví de fibras vegetales (mimbre blanco, varas de chopo, mimbre sin pelar, estacas de pino…) y de técnicas de cestería". Y es que Carlos viene haciendo este tipo de grandes construcciones desde hace 10 años en España y otros países europeos. "Brevemente explicado diría que se trata de aplicar los conocimientos adquiridos sobre técnicas y materiales cesteros para crear un tipo de estructuras que, en muchos casos, no son funcionales sino artísticas y arquitectónicas".

FUNDACIÓN TORMES - Finca Aldehuela del Tormes, s/n. Almenara de Tormes, Salamanca. Tel. 923 17 01 08 / 650 37 99 56.

Con otros aires

Conjugar las técnicas tradicionales con el diseño más actual es la fórmula puesta en marcha por los artesanos más jóvenes. Jana Úbeda es licenciada en Bellas Artes, pero siempre sintió un especial interés por la cestería. "Un día vi que se organizaba un curso en mi ciudad y me apunté. Desde entonces he hecho varios cursos para aprender diferentes técnicas y he seguido estudiando por mi cuenta", asegura Jana cuya labor se caracteriza por un toque bruto pero sublime. "Me suelo inspirar en la naturaleza, en lo rústico, en el arte en general –asegura–. Un ejemplo es una pieza basada en el nido de pájaro tejedor que yo lo convierto en un macetero".

Cesteando: taller en Tudela de Duero
Los materiales que más utiliza son el mimbre, la anea y el junco que Jana recoge ella misma. Foto: Facebook @cesteando

Los materiales que más utiliza son el mimbre, la anea y el junco, "que recojo yo misma en las riveras de los ríos, acequias o zonas que tengan humedad". A Jana le gusta trabajar con las fibras sin tratar, como ella misma dice, "de la planta a la cesta. Creo que es un oficio que se está perdiendo y hay que tener en cuenta lo tradicional , pero introduciéndolo en la época en la que vivimos. La sociedad cada vez va más rápido  y volver a trabajar directamente con algo tan natural y que lleva unos tiempos que no puedes acelerar es algo imprescindible".

Cesteando: algunas de las piezas de mimbre
Maceteros, servilleteros, lámparas, cestas, salvamanteles, fruteros... Decora tu casa con mimbre. Foto: Facebook @cesteando

Además de los macetero-nidos 'Cesteando' ofrece jaboneras, fruteros, servilleteros, revisteros y otras piezas decorativas. En cuanto a moda, tiene atractivas cestas para colgar donde combina el mimbre o la anea con el cuero. "El trabajo artesanal siempre es difícil de sacar adelante, pero es verdad que ahora la cestería está a la orden del día. Ahora se está dando más importancia a lo hecho a mano, lo ecológico y lo local".

Cesteando: Jana tejiendo una de sus piezas de mimbre
También se imparten talleres para adultos y niños. Foto: Marcos Ubeda (@marcosubedamedia)

Para Jana, las escuelas de oficios serían los centros más adecuados para aprender el oficio. "Creo que daría mucha riqueza a nuestra tradición y podría mezclarse con lo contemporáneo, no solo aprender lo tradicional. Pero seguramente habrá técnicas que se pierdan ya que únicamente las conocen personas muy mayores". Una de las particularidades de 'Cesteando' son las colaboraciones que Jana realiza con otros artistas. "En cuanto tengo ocasión, colaboro con alguien para crear una pieza conjunta. Es algo que te hace crecer en el proceso creativo, y que ayuda a materializar nuevas ideas y diseños. Tengo varios frentes abiertos con la ceramista Monona Álvarez, la joyera Estefanía R. Moneo, y Raquel del Pozo, que trabaja con telas".

CESTEANDO - Tudela de Duero, Valladolid. Tel. 635 11 86 54.

Al aire libre

Las comidas (o meriendas) campestres abundan estos días en los que aún el calor no ha empezado a apretar. Las viandas que mejor funcionan en un pícnic son aquellas fáciles de preparar y transportar, que aguanten bien la temperatura exterior y que no necesiten apenas utensilios para comerlas. Sándwiches, croquetas, gazpacho, empanada, embutidos… son las reinas de las típicas cestas de pícnic que, ahora, regresan más modernas que nunca.

Cesta mimbre Guia Repsol
Perfecto para tus escapadas al campo, la playa o el parque.

En la Tienda Guía Repsol se puede adquirir un juego de pícnic práctico, funcional y elegante perfecto para escapadas al campo o al parque favorito. La cesta, fabricada de forma artesanal en talleres nacionales, está elaborada en mimbre de junco con una vanguardista forma redondeada. En su interior se incluye mantel y dos servilletas de algodón, dos platos y dos vasos de acero esmaltado. Los platos sirven de tapa de la cesta que se cierra con el asa.

TIENDA GUÍA REPSOL

Te puede interesar...