‘Jaguar’: los escenarios donde se rodó la serie de Netflix

En busca de nazis: el Madrid y la Almería de los 60 en ‘Jaguar’

Blanca Suárez pistola
Madrid y Almería se reparten las localizaciones de 'Jaguar', la serie de Netflix. Foto: Manuel Fernández-Valdés/NETFLIX

Netflix estrena 'Jaguar', una serie de cazanazis españoles ambientada en la España de los años 60. Creada por Ramón Campos y Gema R. Neira, es un thriller en el que un grupo de misteriosos justicieros quiere acabar con la impunidad de los nazis refugiados en el país durante el franquismo. Una producción de alto voltaje que en sus localizaciones nos lleva al Madrid y la Almería del siglo pasado.

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, cientos de nazis escaparon de la justicia internacional y encontraron cobijo en España. La serie Jaguar imagina a un grupo de españoles con la misión de darles caza. La factoría de Bambú Producciones (Las chicas del cable, Velvet) se asocia con Netflix para presentarnos esta persecución de mucha venganza ambientada en los años 60.

Actores Jaguar
Blanca Suárez y Óscar Casas protagonizan 'Jaguar'. Foto: Manuel Fernández-Valdés/NETFLIX

Con Blanca Suárez, Óscar Casas o Adrián Lastra como protagonistas, Jaguar nos lleva más de medio siglo atrás en el tiempo a través de lugares emblemáticos de Madrid o de la provincia de Almería. Sus calles, palacios, paisajes o playas se han convertido en escenario de un thriller que se rodó durante casi seis meses.

Un Madrid clásico y sesentero

La historia arranca en Madrid, donde se concentran algunos de los nazis más buscados por nuestro grupo de justicieros. En un gran despliegue de producción, los protagonistas de Jaguar investigan y persiguen a sus objetivos por algunas de las calles y lugares más conocidos del centro de la capital.

Blanca Suárez Jaguar
El 'thriller' de Netflix está repleto de escenas de acción. Foto: Manuel Fernández-Valdés/NETFLIX

“Queríamos un Madrid realista, por eso en la serie no hay casi digital”, cuenta Ramón Campos, director junto a Gema R. Neira. El responsable de Bambú asegura a Guía Repsol que buscaron localizaciones reales que llevaran a ese Madrid “un poco señorial y antiguo, pero sin que resultara pesado” para este rodaje con mucha acción.

En la serie de Netflix podrás identificar fácilmente algunos rincones madrileños. Varios de ellos se encuentran en el elegante barrio de Jerónimos, que aún mantiene muchos edificios ajenos al paso del tiempo y con esa arquitectura clásica, “de piedra”, que sus creadores querían enseñar. Uno de los espacios más reconocibles al inicio de Jaguar es el Parque del Retiro. Se aprecia claramente su interior y, sobre todo, la Puerta de España, acceso clásico al parque con sus grandes columnas y puertas enrejadas. Cerca de ahí se ubicó también el piso franco del grupo protagonista o el restaurante donde se reúnen los nazis -trasunto del restaurante ‘Horcher’-.

Estanque de El Palacio de Cristal en el Parque de El Retiro
El famoso parque madrileño muestra la cara más verde de la capital. Foto: Alfredo Cáliz

Otro de los lugares que salta a la vista en Jaguar es el Museo del Prado, que aparece en varias ocasiones como lugar de encuentro. En algunas secuencias podrás apreciar con detalle su entrada principal (Puerta Velázquez), varios de sus elegantes pasillos y las maravillosas obras de arte que alberga. Pegado está el Salón de Reinos, parte del Museo. Aquí se rodaron los exteriores del Gran Club (capítulo 3), que en sus interiores se puede apreciar en realidad el modernista Centro Cultural de los Ejércitos, con sus salones y bibliotecas.

velazquez en la puerta del museo del prado
La icónica entrada al Museo del Prado es una de las imágenes más representativas de Madrid. Foto: Alfredo Cáliz

Edificios con identidad señorial

Cerca está también el ‘Hotel Ritz’ en la serie, que en la realidad es el Instituto Cervantes. La institución cultural se transformó para convertirlo en el lujoso hotel que aparece en la producción. Ubicado en la Calle Alcalá, las escenas exteriores del ‘Ritz’ están hechas con coches reales de la época y el interior en el Palacio de la Trinidad, antigua sede del Instituto. Este edificio de los años 20, ubicado en la calle Francisco Silvela, se utilizó para distintos escenarios: el interior del Palacio es el showroom, es el tablao flamenco que descubrimos en el primer capítulo e incluso es el interior del restaurante Haus.

Y, si seguimos con las instituciones históricas, no hay que olvidarse del cameo del Teatro Calderón. El personaje de Óscar Casas aparece en el escenario y recorre los pasillos del edificio, que se puede reconocer también por su característica decoración interior.

Óscar Casas Jaguar
La antigua estación de Chamberí puede reconocerse en la serie. Foto: Manuel Fernández-Valdés/NETFLIX

En las misiones detectivescas del grupo de cazanazis aparecen también otros barrios tradicionales de la capital como el barrio de Salamanca o Chamberí, que aparece hasta por escrito: el rodaje pasó por su desaparecida estación subterránea, que forma parte de los Museos del Metro. “La serie se verá en todo el mundo e intentamos tirar de cosas muy nuestras para resultar únicos, con esa identidad española”, explica Campos sobre las elecciones de lugares característicos de Madrid. 

Caza en Almería

El peculiar equipo de Jaguar tiene que seguir el rastro de los alemanes también fuera de la capital. La ciudad de Almería y las espectaculares zonas del Parque del Cabo de Gata fueron las elegidas para ser el otro gran centro de rodaje del proyecto, luciendo en todo su esplendor durante la segunda parte de la producción. “Elegimos Almería porque se impuso la realidad: muchos nazis vivieron en chalets allí y en sus playas cercanas, incluso alquilaban bungalows. Era también un punto de salida para llegar, por ejemplo, a Egipto”, cuenta el director.

Blanca Suárez Almería
La tensión se palpa en las búsquedas de nazis en Almería. Foto: Manuel Fernández-Valdés/NETFLIX

El paisaje almeriense te recibe en Jaguar con una vista imponente desde un alto. Aquí se pueden apreciar varios montes, rodeados por el típico paraje desértico de la zona, y el peculiar Molino del Collado de los Genoveses -el último que aparece en la serie fue reconstruido en plató-. Bajando a la pequeña localidad cercana de San José, en el puerto, también puedes encontrar una de las localizaciones del rodaje. Aquí se hizo una trepidante escena nocturna con las lanchas como principales protagonistas.

Óscar Casas moto
El desierto de Cabo de Gata añade crudeza a las persecuciones. Foto: Manuel Fernández-Valdés/NETFLIX

La investigación con prismáticos permite ver distintas playas de la zona como las de la Isleta del Moro -donde está también el chiringuito- o la muy presente el Playazo de Rodalquilar -donde se ve una fortaleza, una cantina o la cala donde se suben a las lanchas-, en las que los personajes buscan a sus objetivos sin descanso. La capital de Almería también luce en Jaguar. Hay una oportunidad de verla desde arriba -retocada digitalmente- cuando Óscar Casas pasa por la zona de El Mesón Gitano en moto. Además, se puede apreciar el Parque Nicolás Salmerón en el Paseo de San Luis, donde se está organizando un mercadillo, o la zona del paseo de la Alcazaba.

Cala Media Luna
Las playas cercanas a Rodalquilar son las elegidas para las escenas náuticas. Foto: Nacho S. Corbacho

Algunas localizaciones en Toledo -‘Mauthausen’, por ejemplo, se reconstruyó en Villaseca de la Sagra- o en Segovia -la escena del bosque con Francesc Garrido es en El Espinar- completan los lugares donde se rodó la serie, que se estrena el 22 de septiembre en la plataforma. Persecuciones, disparos, engaños… todo está en este viaje a la España de los 60 que nos presenta Jaguar condensado en seis intensos capítulos.