No los dejes en casa

Restaurantes para ir con niños

Restaurantes con niños.
Restaurantes con niños.

Ser padres no significa que haya que renunciar a salir a comer con los niños. Los hijos desde pequeños han de acostumbrarse a ser sociales, sobre todo si los padres también lo son. Una manera de hacerlo es encontrando restaurantes que acepten niños (sí, algunos exigen que sean mayores de 12 años) pero en donde éstos también disfruten con el entorno y con la comida y aprendan a variar e introducir nuevos platos y alimentos en sus costumbres.

El emigrante a Brasil retornado, Belarmino Fernández Iglesias, llegó a Madrid para ampliar su negocio cárnico. Desde entonces, Rubaiyat se ha convertido en punto de encuentro de familias, sobre todo los fines de semana, que quieren disfrutar de una buena carne. De abril a octubre las terrazas están abiertas, por lo que los niños podrán esparcirse tras comer los menús infantiles preparados específicamente para ellos, con tan buen productocomo los de los mayores. Desde noviembre hasta Semana Santa, los sábados se prepara la feijoada, un autoservicio con todo tipo de guisos cocinados en grandes cazuelas.

Rubaiyat.
Rubaiyat.

También es un menú principalmente carnívoro el que se toma en El Taller de la Hamburguesa, en la plaza de la Moraleja. Su cocinero, Víctor Enrich, prepara hamburguesas individuales o dobles, normales –clásica o bacon cheese– o mexicana, vegetal(falafel), de pollo o de steak tartar (más apropiada para los padres).

El Taller de la Hamburguesa.
El Taller de la Hamburguesa.

Un estilo bien diferente es el de Lateral y Cañadío. En el primero, con seis establecimientos en Madrid, se preparan pequeños pinchos para gusto de todos, menores y adultos. Son espacios amplios, donde siempre hay algún que otro niño, sobre todo en el de Arturo Soria. Para los que quieran terraza, la mejor opción es el de la calle Fuencarral. Después está Cañadío, también con platos en miniatura y mucha merluza –sí, desde la infancia hay que incluir los productos del mar en la dieta y este pescado blanco, muy suave, es un buen comienzo–. Los escalopines rellenos de jamón y queso, las puntas de solomillo con uvas y foie o los buñuelos de merluza en tempura con suave alioli también son muy “niñeros”.

Cañadío.
Cañadío.

La cocina italiana de Rugantino, que acaba de renovar su espacio, gusta desde hace 40 años a pequeños y mayores. ¿A qué hijo no le gustan las pastas? Si la respuesta es negativa, hay hasta 5 variedades de pizza, desde la margherita hasta la rugantino, con porchetta, rúcula, mozzarella, queso scamorza y parmesano.

Los futboleros se sentirán en un templo al entrar a Real Café Bernabéu. Su carta, sencilla y con algunas excentricidades –como la tortilla con pulpo a feira o los nidos de patata en tempura con yema, soja y arbequina– sentará mejor con vistas hacia el estadio del Real Madrid. 

Real Café Bernabéu.
Real Café Bernabéu.

Finalmente, si lo que se quiere es un menú infantil propiamente dicho, Filandón ofrece uno con arroz blanco con tomate, lomo ibérico con patatas o merluza a la romana. Mientras, los adultos pueden tomar los mejores pescados de Madrid en un local que regenta Pescaderías Coruñesas. Pero si hay algo curioso en este establecimiento son los baños para niños, con lavabos e inodoros a medida.

Filandón.
Filandón.
Restaurante
1 Sol Repsol

Filandón

Carretera M-612, Fuencarral - El Pardo, 28049 , Madrid (Madrid)
Restaurante
1 Sol Repsol

Realcafé Bernabéu

Avenida Concha Espina, 1. 28036 Madrid , Madrid (Madrid)
Restaurante
1 Sol Repsol

Cañadío Madrid

Calle Conde de Peñalver, 86 28006 , Madrid (Madrid)

Te puede interesar...